Peligro ambiental por yate

Personal de la Profepa inspecciona el yate "Carioca", que es de un funcionario estatal y se quemó

PROGRESO.- Personal de la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) inspeccionó el yate “Carioca”, que el domingo se quemó frente a las costas de Chuburná, para determinar si hay contaminación ambiental y los dueños de la embarcación puedan retirarla de las escolleras del puerto de abrigo.

Los dueños del “Carioca”, que cuesta entre un millón y 1.2 millones de pesos, son los hermanos Javier y Luis Jorge Esquivel Millet, quien es director del Instituto de Seguridad Jurídica Patrimonial de Yucatán.

En atención a un reporte que la Capitanía Regional de Puertos hizo sobre el siniestro de una embarcación de recreo, personal de la Profepa hizo una inspección en materia de impacto ambiental.

El reporte de la Profepa indica que al llegar, se verificó que había un incendio en una embarcación de recreo de lujo a dos millas náuticas frente las escolleras de Chuburná, y que la nave fue remolcada en llamas hasta el canal de acceso del puerto de abrigo de esa comisaría.

En la inspección, se encontró que la embarcación de 40 pies de eslora se encontraba quemada y semihundida.

Además, se identificó que la parte expuesta de la sentina del barco contenía en su interior una mezcla de agua y diésel, con un alto riesgo de liberación de este hidrocarburo al medio ambiente.

La Profepa consideró que hay posible afectación al medio ambiente marino y que como medida urgente se debe retirar la embarcación de la dársena. La delegación de la Profepa informó que el artículo 11 del reglamento para prevenir y controlar la contaminación del mar por vertimiento de desechos y otras materias señala que no se permite el abandono o hundimiento deliberado en el mar de ningún barco, aeronave, plataforma u otra estructura que por sí mismos contaminan el ambiente marino o las áreas de recreo, lo cual deberá ser verificado por la Secretaría de Marina en el Estado.- G.T.V.




Volver arriba