Otro baleado, en borrachera

Larga parranda acaba con joven seriamente herido

A menos de 24 horas de que se registró una balacera en Yaxcabá con saldo de dos muertos, en los primeros minutos de ayer hubo un nuevo episodio sangriento, en esta ocasión en Paseos de Vergel, en el Oriente de Mérida, donde un hombre fue herido con una pistola calibre 9 mm luego de una larga borrachera.

El agresor se dio a la fuga, mientras que el lesionado fue atendido por paramédicos de la SSP y trasladado al hospital Agustín O’Horán; su estado de salud es delicado.

La SSP implementó un operativo en varias colonias del Oriente y Sur de la ciudad para localizar al agresor, un hombre moreno, de complexión robusta, de unos 30 años.

Además se colocaron diferentes filtros y retenes en varias partes de la ciudad para localizar al agresor.

El hecho causó temor entre los vecinos, quienes vieron al joven herido en medio de la carretera. “Parecía como si estuviera muerto, casi no se movía y le salía mucha sangre, luego se desmayó”, relató una vecina.

En medio del arroyo vehicular y en el Volkswagen Sedan placas ZAR-2493 quedaron rastros de sangre.

Dos personas, un hombre y una mujer, con quienes se encontraban el agresor y el herido, quedaron en calidad de presentados para que rindieran declaración de los hechos. Patrulleros de la SSP los llevaron a su edificio; luego los turnarían a la Fiscalía.

De acuerdo con los datos, los hechos comenzaron en el interior del predio 253 de la calle 19 entre 4 y 4-A del fraccionamiento Paseos de Vergel, en el Oriente de la ciudad.

Desde la tarde del domingo un grupo de sujetos comenzó a ingerir bebidas embriagantes en el interior de ese domicilio.

La borrachera se prolongó hasta la noche; según los vecinos, en varias ocasiones solicitaron la presencia de la policía porque el volumen del sonido estaba muy elevado y no los dejaba dormir.

En los primeros minutos de ayer, a las 12:05 de la mañana, se escucharon gritos en el interior del predio, debido a que comenzó una pelea.

Tres hombres sacaron del pelo a un muchacho y lo siguieron golpeando; sin embargo, al parecer el joven encontró una piedra y se la arrojó a uno de sus agresores, produciéndole una herida en la cabeza.

Entonces, un hombre de unos 30 años de edad sacó una pistola y le disparó al joven a quemarropa.

La víctima quedó herida en medio de la calle. En minutos llegaron varias patrullas de la SSP y paramédicos de la misma corporación.

El joven herido fue trasladado al hospital Agustín O’Horán. Su estado de salud se reportó como delicado.- David Chan Caamal




Volver arriba