Muerde a una policía y hace correr a 8

Agentes de Motul en apuros por un perro chihuahua

7_03022014p11motulphoto01

MOTUL.- Agentes municipales pasaron apuros ayer para capturar a un perro chihuahua que mordió a la policía Alejandra Gurubel.

Ayer a las 9:30 horas de la mañana un adulto mayor se cayó de su propia altura al suelo, en el primer cuadro de esta ciudad.

La policía Alejandra Gurubel, quien estaba cerca, corrió entre la multitud para auxiliarlo pidiendo paso a la gente y llegando a donde estaba el adulto vio al perro chihuahua y, cuando lo intentó agarrar, el can le mordió el antebrazo izquierdo.

Luego que ayudó a ponerse de pie al adulto, quien no sufrió lesiones, la policía avisó vía radio a sus compañeros y ocho agentes de guardia en el Palacio Municipal corrieron una manzana: de la calle 28 a la 27 y de ahí llegaron a la 26-A, enfrente del Palacio, donde el perro se refugió debajo de un auto.

Los policías se llevaron una sorpresa al ver el tamaño pequeño del perro, pues habían supuesto que era un doberman, un pastor alemán o un bóxer el que mordió a su compañera, pero el can los puso en apuros.

Con palos, sogas y manos y con miedo de ser mordidos, los agentes trataron de sacar al perro, que siguió acostado debajo del auto hasta que salió corriendo por casi todo el parque principal, perseguido por cuatro policías.

Debajo de un taxi

Cuando dejaron de perseguirle, el can se detuvo y se metió debajo de un taxi de la ruta Mérida-Motul, donde en 15 minutos los policías lo agarraron, mientras la gente se reía de la astucia del animal.

Ya atrapado, el perro se resistió a que los policías le pusieran un trapo en su hocico para que no les mordiera. En el sexto intento, los agentes lograron amordazarlo, lo mojaron para que se calmara y lo llevaron a la dirección policíaca.

La policía Alejandra Gurubel fue llevada ahí mismo para ser que paramédicos le atendieran de la mordida.- MIGUEL AVILÉS FERRERA



Volver arriba