“¡Me tengo que ir contigo!”

Asesina en Ticula un zapatero que le debía $300

Rubén Chin  fue detenido por la Policía  tras ultimar con una piedra a Miguel Tzec, mientras dormía en su casa en el barrio San Joaquín. Familiares del occiso golpearon al presunto homicida

TICUL.- En un hecho de venganza, el zapatero Carlos Miguel Tzec Collí, alias “Capone”, de 46 años, falleció luego que Rubén Jacinto Chin Cel, alias “Topo”, de 35, le propinó varios golpes en la cabeza con una piedra.

El asesinato ocurrió anteayer sábado, aproximadamente a las 10 de la noche, en una casa de guano propiedad del ahora occiso, en el callejón de la calle 48 entre 13 y 15 del barrio de San Joaquín de esta ciudad.

Luego de golpear a sangre fría a la víctima, el agresor fue detenido violentamente por familiares del fallecido, quienes incluso amarraron del cuello y la cintura al “Topo” para colgarlo.

La llegada rápida de un convoy de la Policía Coordinada fue determinante para rescatar vivo a Chin Cel de sus agresores.

De acuerdo con las primeras versiones, la Policía Municipal recibió el reporte de un robo, en el cual había un presunto herido con machete que estaba inmóvil.

Al lugar arribaron varias unidades y verificaron que una persona estaba inconsciente en una hamaca. En el suelo había un enorme charco de sangre y a unos centímetros, una enorme piedra filosa, al parecer con la que golpearon a Miguel Tzec.

Los agentes solicitaron una ambulancia de la Cruz Roja pero, al llegar los paramédicos, no pudieron hacer nada porque Tzec Collí había fallecido.

Luego que los socorristas confirmaron el deceso, varios integrantes de la familia, entre ellos los hijos y esposa del infortunado, entraron en estado de shock y comenzaron a gritar desesperados.

-¡Me tengo que ir contigo papito. Me voy a ahorcar para ir contigo! -gritaba una de sus hijas.

Su esposa, Rosa Elena Pool Can, entró en una severa crisis nerviosa. Su hijo, Carlos, empleado municipal en el área de recolección de basura, abrazó el cadáver de su padre y no lo soltaba.

Los familiares indicaron que Miguel Tzec se acostó a dormir, ya que una noche antes trabajó en una zapatería donde trabaja como velador e incluso manifestaron que él era tranquilo.

Vecinos informaron que en ese callejón cualquiera entra e incluso en esa misma casa entraron a robar en anteriores ocasiones. -Yo vi a esa persona (por Chin Cel) parada a 30 metros del callejón, luego hizo como si se retirara y recogió algo, pero se acercó otra vez y es cuando entró, corrió y gritó -relató un testigo.

En el lugar se dijo que horas antes uno de los hijos de Tzec Collí agredió al “Topo” y después éste regresó para vengarse, aprovechando la oscuridad y la falta de puerta de la humilde vivienda.

Cuando fue remitido a la Fiscalía General del Estado (FGE), el presunto asesino manifestó no estar arrepentido de lo que hizo, ya que el zapatero le debía $300.

Casi a las 2 de la mañana llegó personal de la Fiscalía y del Servicio Médico Forense (Semefo).

Ayer en la tarde, la Policía Municipal recibió la solicitud de ayuda de los familiares para trasladar a algunos parientes que entraron en estado de shock. La Fiscalía informó que Tzec Collí dormía en su hamaca cuando el presunto homicida entró en la casa y le dio siete golpes en la cara y cuerpo, dejándolo muerto.Chin Cel fue remitido al Ministerio Público y el sepelio del zapatero se realizaría hoy.- SERGIO I. CHI CHI




Volver arriba