Madre e hijos arrollados

La motociclista se pasa un alto y son arrollados en Ticul

1 / 3


Vanessa Viridiana Amaro Vázquez fue trasladada a una clínica en Mérida por la gravedad de sus lesiones. A la derecha, Ángel Jair Salazar Amaro, de 11 años de edad, sufrió una herida en la cabeza y golpes en varias partes
Por falta de una ambulancia, un grupo de vecinos trasladó en una camioneta particular a la herida


TICUL.- Tres lesionados de gravedad, entre ellos dos menores de edad, fue el saldo de un aparatoso accidente ocurrido entre una camioneta Ecosport y una motoneta.

El percance ocurrió ayer después del mediodía en la esquina de las calles 24 y 27.

De acuerdo con el reporte policiaco y el relato de testigos, la motociclista Vanessa Viridiana Amaro Vázquez, de 32 años de edad, llevaba como pasajeros a sus hijos Ángel Jair y Oliver Alexander Salazar Amaro, de 11 y 5 años de edad, respectivamente. Transitaba de Oriente a Poniente sobre la calle 27.

Al llegar a la esquina de la 24, no respetó la luz roja del semáforo y fueron arrollados por la camioneta Ecosport color gris placas MJZ-3486, conducida por Lízbeth Arely Huchim Briceño.

Los ocupantes de la moto fueron arrastrados y aventados varios metros.

El fuerte impacto alertó a los vecinos, que salieron a ver qué había pasado y se percataron de que en la calle había dos niños y una mujer tirados sobre el pavimento.

Uno de los vecinos llamó a la Policía Municipal, cuya unidad llegó luego de algunos minutos y trasladó a los dos menores al Centro de Salud.

La madre de familia quedó alrededor de media hora tirada en el pavimento, ya que no había nadie que la atendiera porque la única ambulancia de la Cruz Roja en servicio acudió a Mérida a llevar a otros lesionados.

La tardanza en la atención de la mujer generó molestia contra la corporación al no haber una patrulla para ser traslada al hospital.

Un grupo de vecinos consiguió una tabla y entre varios la levantaron, ya que no podía moverse; la subieron en la cama de una camioneta particular y la trasladaron al Centro de Salud.

En el hospital otra odisea vivieron madre e hijos, ya que, al no haber una ambulancia, fueron enviados a Mérida hasta las 3 de la tarde.

La madre de familia sufrió fractura de cadera y Oliver Alexander, fractura de tibia y un fuerte golpe en la cabeza.

Ángel Jair resultó con una herida cortante en la cabeza y golpes en todo el cuerpo.

La conductora de la camioneta fue detenida para deslindar responsabilidades.- Sergio Iván Chi Chi




Volver arriba