Los reciben a balazos

Dos versiones de un enfrentamiento en una comisaría

HUNUCMÁ.- Fuerte movimiento policiaco se registró la tarde del domingo en Nohuayum, comisaría de Tetiz, para detener a tres sujetos, uno de los cuales habría accionado un arma de fuego contra una camioneta policiaca de la vecina población.

A pesar de los disparos, no se reportaron lesionados, pero una camioneta policiaca de Tetiz recibió 16 impactos de perdigones.

Fue necesario el apoyo de 20 elementos de la Policía Municipal local, al mando de Carlos Canul Suárez, segundo inspector de la corporación, para poder detener a los tres sujetos, vecinos de la citada comisaría.

De acuerdo con el reporte de la policía local, a las 6 de la tarde se recibió en la comandancia la solicitud de apoyo del subdirector de la Policía de Tetiz, Audo Matilo Hernández Velázquez, de 33 años de edad, quien informó que momentos antes habían lapidado una unidad a su cargo en Nohuayum.

Quince minutos después salieron con destino al vecino municipio las unidades 1204, 1224 y 1226, con 20 agentes a bordo. A la entrada de Tetiz se encontraron con el comandante Jesús Melchor Chan, de 29 años de edad, con quienes procedieron a trasladarse a Nohuayum, a donde llegaron a las 18:45 horas. Inmediatamente se dirigieron al campo de béisbol.

Cerca de ahí, según el reporte, tres personas arrojaban envases de cristal contra vehículos oficiales de Tetiz, pero al percatarse de la llegada de los agentes de refuerzo, optaron por refugiarse en un predio aledaño.

Disparos a la patrulla

Uno de los sujetos, dice el reporte, quien más tarde fue identificado como Antonio Poot Puc, de 45 años de edad, sacó una escopeta y comenzó a disparar hacia donde se encontraba la patrulla 1251, de la policía de Tetiz.

Canul Suárez, con 13 elementos bajo su mando, entre éstos el comandante Julio César Cortés Alpuche, se aproximaron a la citada unidad para verificar que no haya agentes lesionados y retirarla de lugar.

Luego rodearon el predio donde se refugiaron los atacantes, ubicaron al sujeto que tenía el arma, ingresaron al lugar y lo sometieron. De hecho fue el comandante Cortés Alpuche quien lo sometió y le quitó el arma, que tenía aún un cartucho útil.

Además de Antonio también fueron detenidos José Manuel Poot Puc y Antonio Cauich Chim, ambos de 36 años de edad.

Cabe señalar que en el caso de Antonio, desde anteanoche mismo fue remitido a la agencia 26 del Ministerio Público, con sede en esta ciudad, en tanto que los otros dos detenidos permanecían hasta la tarde de ayer en la cárcel municipal de Tetiz.

Un familiar y vecinos de los hermanos Poot Puc negaron totalmente la versión oficial, pues aunque reconocen que Antonio efectivamente utilizó un arma de fuego, “sólo hizo un tiro al aire”.

-No sé de dónde sacan que disparó contra una camioneta y los policías -señaló Minelia Beatriz Poot Puc, hermana de los detenidos.

Además aseguró, al igual que sus vecinas Octaviana Balam Ek, Gabriela Caamal Nah y Marcelina Balam Chuc, que los uniformados también realizaron varios disparos.

De acuerdo con la versión del subdirector de la policía de Tetiz, el problema comenzó aproximadamente a las 4 de la tarde, a raíz de que le llamaron la atención a José Manuel, ya que conducía una motocicleta en estado de ebriedad y sin portar el casco protector.

-Como se portó impertinente pretendimos detenerlo, sin embargo unos familiares, amigos y vecinos que en ese momento se encontraban en el campo de béisbol, intervinieron e impidieron que cumplamos con nuestra labor -afirmó.

De acuerdo con los familiares y vecinos de José Manuel, éste no conducía la motocicleta, sino que iba como pasajero y que aún así la Policía pretendió detenerlo y afirmaron que, incluso, le cayeron a golpes sin una causa justificada.

Los policías acudieron a la cabecera municipal y luego de pedir apoyo de la Policía Municipal de Hunucmá, retornaron a Nohuayum.

-Nosotros no regresamos con la intención de detener a alguien, si no más bien sólo con la intención apaciguar la situación y hacer notar la presencia de la autoridad policiaca -aseguró Hernández Velázquez.

Intenta asustarlos

-En eso estábamos cuando Antonio salió de su casa y empezó a insultarnos, lo que hizo que nos detuviéramos a 15 metros del predio. Cuando se percató que pretendíamos detenerlo por insultos a la autoridad, pidió a un familiar que le entregaran su escopeta, que ese momento no tenía tiros, y pretendió amedrentarnos. Luego, como vio que no nos movíamos de nuestro lugar, exigió a uno de sus familiares traerle los cartuchos e hizo un disparo, al parecer al aire. Posteriormente hizo un segundo disparo, pero esta vez sí impactó la camioneta de la corporación -explicó.

El jefe policiaco aseguró que hubo un tercer disparo, pero que desconocen dónde impactó. Sin embargo, familiares y vecinas de los detenidos sostienen su versión, de que sólo hubo un disparo al aire por parte de Antonio.

Las mujeres, quienes fueron entrevistadas poco antes de las 14 horas de ayer en la agencia 26 del Ministerio Público con sede en esta comunidad, aseguraron que Cauich Chim no tuvo que ver nada en el altercado, y que su único “pecado” fue estar de observador y tratar de defender a los hermanos Poot Puc. También afirman que fue agredido brutalmente por la policía de Tetiz, y que incluso los mismos agentes subieron una imagen de su rostro lastimado a Facebook, con la leyenda “Le pasó por chismoso”.- JOSE COB CHAY

Situación legal de uno de los detenidos

El abogado de los hermanos Poot Puc aclara la situación legal de uno de ellos.

Posible acuerdo conciliatorio

Israel Puc Quintal, quien fue contratado como abogado por familiares de los hermanos Poot Puc, comentó que era muy probable que Antonio, quien es acusado de disparar contra la unidad policíaca, saliera libre luego de llegar a un acuerdo conciliatorio con las autoridades municipales de Tetiz.

Beneficio de unas reformas

Las reformas al Código Penal permiten este tipo de soluciones en casos específicos como estos, comentó el abogado defensor de los dos hermanos detenidos.

Fianza de 10,000 pesos

Trascendió que la liberación de Antonio fue condicionada al pago de una fianza de 10,000 pesos, cantidad fijada como reparación del daño de la unidad policiaca contra la cual habría abierto fuego Poot Puc.




Volver arriba