Está vivo de milagro luego de volcadura

Su vehículo queda destrozado y sale bien del accidente

Con las llantas hacia  arriba e inservible quedó el automóvil Peugeot que se  volcó en la carretera Mérida- Progreso

PROGRESO.- Las dos llantas de un automóvil Peugeot quedaron a un costado de la vía, el gato fue hallado en el monte, el parabrisas y adornos del vehículo estaban regados en el pavimento y el automóvil quedó completamente destrozado después de dar tres volteretas en la carretera Mérida-Progreso.

El accidente, del que sobrevivió de milagro Rodrigo Ocaña Sosa, ocurrió a las 5:30 de la mañana de ayer domingo, cuando a bordo del Peugeot placas YZD-6115 se dirigía a la comisaría de Flamboyanes, donde vive. Ocaña Sosa acababa de salir de su trabajo como gerente del restaurante “El Mirador”, ubicado en el malecón del puerto.

Pese a lo aparatoso del percance, Ocaña Sosa, de 25 años de edad, salió de su automóvil volcado por su propio pie, llamó por teléfono a su esposa, Marisol Balam, y la despertó con la noticia de que había tenido un accidente a la altura del kilómetro 30, a unos dos kilómetros del citado fraccionamiento.

Cansado por una mala noche, Ocaña Sosa dormitó cuando se dirigía a su domicilio y se salió de la vía; cuando reaccionó, intentó maniobrar, pero por la velocidad a la que transitaba chocó contra un poste de alumbrado público y perdió el control de su vehículo.

Volteretas

El automóvil dio tres volteretas, las dos llantas delanteras salieron disparadas, el parabrisas y medallón trasero se rompieron y las bolsas de aire se abrieron por el impacto. Esto último ayudó a que el conductor, quien tenía puesto el cinturón de seguridad, salvara la vida.

Para Marisol Balam, su esposo se salvó de milagro. Ocaña Sosa sólo resultó policontundido, pero no presentaba fracturas y salió por su propio pie del automóvil para esperar a la aseguradora.- Gabino Tzec Valle.




Volver arriba