Esconden cubanos en El Cuyo

Dos antillanos ya se escaparon con gente de Cancún

7_100514_p1cuyitooophoto01

EL CUYO, Tizimín.- Los cinco balseros cubanos supuestamente extraviados se encuentran en este puerto y son auxiliados por los mismos habitantes para evitar ser descubiertos.

La mayoría de los habitantes saben que en la colonia Chiapaneca están escondidos tres cubanos. Incluso, se averiguó que una familia se está encargando de darles asilo mientras salen de la comunidad.

A oídos de la Policía Municipal también han llegado esos comentarios, incluso uno de los agentes afirma que hay vecinos que ya han reportado un vehículo con gente extranjera a bordo dando rondines en el puerto.

La Policía dice que desde el miércoles pasado se suspendió la búsqueda y no tienen órdenes de hallarlos.

En el puerto vecinos y comerciantes relatan que desde el martes, cuando fueron descubiertos los nueve balseros, la gente ya sabía de su presencia en El Cuyo.

Algunos cuentan que desde el mediodía del martes vieron caminar a dos de ellos en la citada colonia, cerca del cementerio.

Los hombres pedían agua, pero hubo gente que por temor les cerró la puerta y, en lugar de ayudarlos, los denunció a la Policía.

Una joven comerciante quien tiene su tienda de abarrotes frente a la iglesia dice los cinco cubanos extraviados no estaban en el arenal, sino en casa de los pobladores, quienes los mantuvieron escondidos hasta que en la madrugada dos de ellos huyeron con gente de Cancún que vino por ellos.

Ahora sólo quedan tres balseros, incluso en la dársena los pescadores han visto a uno de ellos caminar como buscando a alguien.

Un joven que pidió el anonimato aseguró que en casa de sus familiares se encuentran los indocumentados, no específica si entre los cubanos hay mujeres, solo asegura que los tienen escondidos y a nadie dejan pasar.

Los balseros esperan que vengan a buscarlos o que alguien los ayude a salir del puerto. Sin embargo, los mismos pobladores dicen que nadie se quiere arriesgar a sacarlos porque por las tardes militares colocan un retén a la entrada de la comunidad.- WENDY UCÁN CHAN




Volver arriba