Denuncia abuso

Denuncia abuso

Familia golpeada por agentes de la Policía en Tizimín

Juan Martínez Ricalde muestra las marcas de los golpes

TIZIMÍN.- Juan Martínez Ricalde dice que aún no supera el atropello del que fue víctima a manos de policías municipales, la madrugada del pasado domingo.

Mientras muestra los moretones en los brazos y en el cuello, relata que eran las 3 de la mañana cuando su hijo Sergio Julián Martínez Ucán, de 19 años de edad, entró a su casa desesperado porque los policías lo buscaban. Como no les abrieron la puerta, la rompieron y entraron.

-Según mi hijo, alguien tiró una botella pero no le dieron a la patrulla.

Los policías detuvieron a su hijo por estar involucrado en daños a una patrulla y también a él.

-Yo no sabía que también a mí me llevarían, uno de ellos me “ahorcó”, mientras que el otro le decía que me asfixiara; me esposaron las manos, me doblaron el brazo y me llevaron a la patrulla. -Por más que quise pedir auxilio no podía defenderme; en la casa mi esposa estaba gritando, a ella la empujaron mientras que a mi hijo de 15 años lo patearon, todo esto lo vio mi hija de 10 años, que estaba llorando. Nunca pensamos que nos fuera a pasar algo así -afirma.

-Me trataron como delincuente, no soy un criminal y no había hecho nada, pero la Policía dijo que me detuvieron por entorpecer la labor.

En la patrulla se llevaron a cuatro personas más, quienes quedaron arrestadas junto con él.

-A uno de los detenidos lo pisaron, a mi hijo le doblaron los brazos, los tiene lastimados igual que yo.

Según Martínez Ricalde, estando en los separos de la cárcel fue cuando vio las injusticias que se cometen.

-A uno de los presos lo metieron al baño y entre dos policías lo golpearon, cuando pedíamos agua, no nos lo daban. Enfrente de nosotros estaba una mujer desnuda que padece de sus facultades, por ratos aplaudía.

-Creo que se quitó la ropa pero ningún Policía se acercó para ayudarla, estaba desnuda frente a todos los presos; yo no estaba borracho, todo lo vi y me duele lo que me hicieron, me pudieron haber matado -dice mientras baja la cabeza y se cubre el rostro con una gorra.

Martínez Ricalde salió libre la tarde del domingo 27 tras pagar una fianza de 200 pesos, mientras que su hijo fue puesto en libertad al día siguiente a las 3 de la tarde tras cumplir su sanción.

Niega los cargos

El subdirector de la Policía Julio Lozano Perera negó lo sucedido y sólo informó lo que decía en el parte informativo que le entregaron los uniformados.

En cuanto a las agresiones, no contestó.- WENDY ARACELLY UCÁN CHAN

De un vistazo

Dos detenidos

Juan Martínez Ricalde fue detenido junto con su hijo de 19 años de edad, a quien supuestamente acusaban de causar daños a una patrulla.

Los golpean

En los separos de la cárcel, el detenido fue víctima de golpes y cuando pedían agua no se la querían dar, según dijo.

Niegan los hechos

Julio Lozano Perera, subdirector de la Policía Municipal negó los hechos y solamente informó lo que decía el informe entregado por los uniformados.




Volver arriba