Cronología de la balacera

Los hechos según la Policía local y la Fiscalía estatal

El edificio de la comisaría municipal de Libre Unión en el Centro ya limpio de puestos de la feria popular, que se canceló el lunes  5

YAXCABÁ.- A las 5:50 de la mañana comenzaron los hechos que cerraron la jornada del domingo 4 con saldo de dos muertos: el segundo oficial de la SSP Bernardo Aké Yeh, de 59 años, de Cacalchén, y Antonio Jiménez Tepate, de 55 años, vecino de la comisaría Libre Unión.

Según el reporte oficial de la Policía Municipal, a las 5:50 de la mañana los agentes policíacos de Libre Unión informaron por teléfono a la dirección de la corporación, en esta cabecera municipal, que unos jóvenes escandalizaban y se peleaban (tras terminar el baile de la fiesta en honor a la Santa Cruz).

Un grupo de policías municipales va a la comisaría a verificar el reporte y, al llegar, ven la riña y detienen a Santos Canché Pech, de 26 años; José Luis Canché Bote, de 30; José Gilberto Dorantes Pech, de 43; Julio César Pat Tun, de 29, y Juan Pablo Jiménez Suaste, de 34 años.

Los cinco ingresaron oficialmente a las 6:30 de la mañana del domingo 4 a la cárcel municipal de Yaxcabá, por los delitos de alterar el orden y riña en la vía publica.

Los cinco detenidos fueron liberados el lunes a las 6:30 de la tarde, sin que pagaran alguna multa. Solo cumplieron las horas de arresto que, como sanción administrativa, marca la ley.

De acuerdo con los datos recabados, los policías municipales que llevaban a los detenidos a la cabecera fueron emboscados cerca de las 6:10 de la mañana a la altura del kilómetro 6 de la carretera Libre Unión-Yaxcabá.

Según los policías, ahí escucharon un disparo de escopeta que les tomó por sorpresa, les asustó y les hizo salir rápido de la patrulla.

El reporte de la Fiscalía del Estado indica que ahí Antonio Jiménez Tepate y su hijo Jesús Alejandro Jiménez Suaste, a bordo de un auto Caribe, intentaron rescatar a Juan Pablo Jiménez Suaste.

Según la propia Fiscalía, Jiménez Tepate disparó una escopeta calibre 16 de una sola carga de perdigón.

En esta cabecera se averiguó que los perdigones del único disparo lesionaron a los oficiales municipales Wílliam Mauricio Gómez Xequé, de 21 años, en el glúteo izquierdo y Luis Alberto Pool Chuc, de 26 años, quien sufrió un rozón en la espalda.

Ante la agresión con armas de fuego, los policías municipales pidieron auxilio a la Secretaría de Seguridad Pública, ya que ellos solo contaban con macanas.

Cuando llegaron los policías estatales se pusieron de acuerdo y entraron a una brecha o camino de terracería para detener a los agresores.

Solo avanzaron unos 800 metros porque fueron recibidos a disparos por Jiménez Tepate y su hijo Jesús Alejandro entre las 8:30 y 9 a.m.

Fue en ese ataque cuando el oficial Aké Yeh recibió un disparo en la cabeza y murió en el monte de Libre Unión.

Además, el oficial de la SSP Jorge Castillo Blanco fue herido por los perdigones.

Según la Fiscalía, Castillo Blanco fue internado en el hospital Ignacio García Téllez del IMSS en Mérida.

Al final, como a las 4 de la tarde, la persecución policíaca concluyó con la detención de Jesús Alejandro en el monte y la muerte de su padre, a quien, según la Fiscalía, se acorraló pero se resistió a la detención, disparó contra los oficiales y el intercambio de disparos lesionó a un policía y él murió.- J.C.P.K.




Volver arriba