Colisionan su tricitaxi

El responsable se refugia para poder evitar la detención

HUNUCMÁ.- Leydi Gío Cocom, de 61 años de edad, tuvo anteanoche una abrupta y dolorosa interrupción, luego que el mototaxi que había abordado fue colisionado por un automóvil cuyo guiador, presuntamente en estado de ebriedad, no se percató de la presencia del vehículo cuando salía de su garage.

Por el impacto, la mujer cayó al pavimento y sufrió un fuerte golpe en la cabeza y fractura de costilla.

Los hechos, según relató la propia lesionada, ocurrieron poco antes de las 7:30 de la noche, cuando el mototaxi en el que iba como pasajera fue colisionado por el Tsuru placas YZR-7058, conducido por Lorenzo Cepeda Quintal, quien maniobraba en reversa para salir de su predio y tomar la calle 31 entre 32 y 34 del Centro.

Luego de la colisión, Cepeda Quintal, quien según la Policía Municipal estaba bajo los efectos del alcohol, se metió a su casa y de esta manera evitó ser detenido.

Según el conductor del mototaxi, José Inés Chuc Yamá, el Tsuru salió intempestivamente de predio al momento en que pasaba, lo que ocasionó la colisión.

Sin embargo, un hermano de Cepeda Quintal, quien al parecer también estaba bajo los efectos del alcohol, aseguró que no hubo colisión y que fue por una maniobra brusca del mototaxista que se registró el accidente en el que resultó lesionada la mujer.

El mototaxista, en respuesta, manifestó que en esa arteria es costumbre que se estacionen vehículos a ambos lados de la vía, lo que al parecer obstaculizó en cierta forma la vista a Cepeda Quintal, quien no se percató de la cercanía del vehículo de transporte.

Paramédicos de la Policía Municipal auxiliaron a la lesionada, quien fue trasladada a la clínica del IMSS y, luego, al hospital O’Horán.- JOSÉ Wílberth COB CHAY




Volver arriba