Cierran negocio por un pleito

Un parroquiano se queja en Valladolid de un fuerte dolor

Fachada del restaurante bar "La Chispa de 1910", que fue clausurado en Valladolid

VALLADOLID.- Inspectores de la dirección de Espectáculos, apoyados por policías municipales, clausuraron el restaurante “La Chispa de 1910″, ubicado sobre la calle 41 entre 42 y 44 en pleno centro de la ciudad, porque ahí se originó una riña.

De acuerdo con un boletín emitido por la Policía Municipal, el administrador del restaurante, que dijo llamarse Eduardo Valenzuela, pidió auxilio de la Policía, supuestamente porque un sujeto se comportaba de manera impertinente en el lugar.

Los policías al llegar al establecimiento observaron a un sujeto que se identificó como Antonio Díaz Naranjo, quien en estado de ebriedad, estaba parado en la puerta del restaurante, pero se quejaba de un intenso dolor en uno de los brazos.

Sufre lesión

Al averiguar lo que había pasado, el administrador argumentó que el sujeto se portó impertinente y lo tuvieron que sacar, pero al hacerlo según afirmaron, se cayó y sufrió una lesión el brazo.

Los agentes consideraron que en el interior se había protagonizado un pleito, cuyo resultado fue la lesión que sufrió el parroquiano, de modo que se pidió la intervención del departamento de Espectáculos y se procedió a clausurar el negocio.

Paramédicos acudieron en auxilio del lesionado y se percataron que tenía probable fractura de un brazo, así que fue llevado al Hospital Regional, ubicado a las afueras de la ciudad, para su pronta atención.- JUAN ANTONIO OSORIO OSORNO




Volver arriba