Cerco en Libre Unión

Cerco en Libre Unión

Opinan que un extinto vecino "ya marcó a la familia"

1 / 7


Retén de la Policía Federal en Holcá, Kantunil, A la izquierda, la cocina portátil y luces reflectores en el campo de fútbol de Libre Unión
Retén en Libre Unión, luego de las balaceras entre policías y dos vecinos de la comisaría, en la carretera a Yaxcabá
Retén en la autopista Mérida-Valladolid y en la carretera a Kantunil, en busca de dos vecinos de Libre Unión que agredieron con armas de fuego a policías municipales de Yaxcabá y de la SSP
Más de 70 agentes de la Secretaría de Seguridad Pública llegaron a Libre Unión para la búsqueda de los sujetos que ultimaron a un oficial y dejaron a cuatro elementos, tres estatales y uno municipal, heridos en la vía a Yaxcabá y montes de Libre Unión


LIBRE UNIÓN, Yaxcabá.- Hermetismo y consternación se vive en esta comunidad, luego que ayer fallecieron Bernardo Aké Yeh, oficial de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que recibió un disparo en la cara y parte de la cabeza, y de Antonio Jiménez Tepate, tabasqueño que radicaba en esta comisaría y que junto con su hijo J.A.J.S. intentó rescatar a su otro hijo J.P.J.S., que fue detenido.

Ayer a las 7 de la mañana, al terminar un baile popular de la fiesta en honor a la Santa Cruz, asistentes reportaron que unos sujetos que consumían bebidas alcohólicas ocasionaban problemas.

Policías municipales que llegaron vieron la riña y detuvieron a cinco rijosos.

Cuando los llevaban a la cabecera, los policías fueron emboscados en el kilómetro 12 de la carretera Libre Unión-Yaxcabá.

Según la Fiscalía del Estado, los agresores fueron A.J.T. y J.A.J.S., padre y hermano de uno de los detenidos, quienes transitaban en el auto Caribe placas YZE-77-12.

En esta comisaría, los vecinos lamentaron los hechos, que empañaron las celebraciones en honor a la Santa Cruz, pero muchos declinaron opinar sobre el caso.

El ir y venir de patrullas, el sonar de sirenas puso a la población cauta a la hora de salir de sus casas para ir al partido de béisbol, a la corrida de toros o al parque principal para distraerse.

Siguen los festejos

Hubo quien salió de su casa para continuar con sus actividades durante el día, como si nada hubiera pasado.

Un vecino, quien prefirió conservar el anonimato, opinó sobre lo ocurrido, antes que se informara de la muerte de Jiménez Tepate.

-Hubiera dejado que la Policía Municipal se llevara a su hijo. Hasta pagando la multa, aunque sea mañana (por hoy) hubiera salido.

-No era necesario mancharse las manos de sangre, pero es normal que un padre quiera defender a su hijo.

-Creo que pensó en asustar a los policías y se le escapó los tiros, pero es lamentable que por un acto innecesario, las consecuencias serán familiares, pues, independientemente de la operación de búsqueda, ya marcó a la familia.

-Solo él (agresor) sabe qué pasó. ¡Qué mala suerte la del agente muerto y sus compañeros heridos! La Policía no descansará hasta encontrar a los responsables.

Reacción oficial

Tras la muerte del policía estatal, a esta comisaría llegaron poco más de 70 elemenos de la SSP; así como agentes de la Policía Municipal y Policía Ministerial.

Además de 100 elementos de la Policía Federal que llegarían a la comunidad.

Las corporaciones tienen su base de control en el campo de fútbol, a la salida de la población, rumbo a Holcá, comisaría de Kantunil.

También llegó una unidad móvil y planta de luz y reflectores, varias ambulancias, unidades del Servicio Médico Forense (Semefo) y grúas.

En la mañana un helicóptero sobrevoló la zona, a donde llegó el titular de la SSP, Luis Felipe Saidén Ojeda.

La búsqueda de los dos agresores se concentró en montes de esta comisaría.

Al final, J.A.J.S. fue detenido y Jiménez Tepate murió durante un enfrentamiento a balazos con la SSP.- MEGAMEDIA

Etiquetas: