Borracho muerde a su esposa, en Hunucmá

La mujer acude a la comandancia para otorgarle el perdón

HUNUCMÁ.- La violencia doméstica en contra de madres de familia en la comisaría de Texán Palomeque se puso de manifiesto nuevamente la tarde del miércoles, cuando por presuntos celos Santos Inocente Canché Ek, le mordió y estalló el dedo pulgar de la mano izquierda a su esposa Albina Ek Cua.

Luego de los hechos, el hombre, quien se encontraba ebrio, fue detenido y remitido a la cárcel municipal, la mujer fue trasladada al hospital O´Horán para ser atendida.

Albina Cua, de 47 años de edad, comentó que tiene 29 años de casada con Canché Ek y que no es la primera vez que sufre agresión por parte de su cónyuge.

-Ya lo soporté demasiado y todas las veces que he sido agredida lo he perdonado, al día siguiente me dice que no se acuerda de lo que hizo con el pretexto de que estaba tomado, -comenta la mujer en cuyo rostro no se observa rencor contra su pareja.

La vecina de Texán Palomeque fue abordada en la comandancia de la Policía Municipal, a donde llegó acompañada de su madre, al parecer, para otorgarle el perdón a su esposo y evitar que sea consignado al Ministerio Público.

Durante la breve plática la mujer comenta que tiene siete hijos en total, aunque solo dos quedan bajo su responsabilidad: dos niñas de 14 y 17 años de edad.

La humilde vecina suspende la plática al llegar uno de sus hijos indicándole que es una vergüenza que ventile al público un asunto familiar. “Ya se molestó mi hijo”, comenta apenada la mujer, quien opta por el silencio.- JOSé W. COB CHAY




Volver arriba