Aparatosa colisión

Un ebrio ocasiona el percance: hay 2 lesionados graves

7_300614P11Sticul1photo01

TICUL.- Dos lesionados de gravedad fue el saldo de un encontronazo ocurrido anteanoche entre dos motociclistas, luego que uno de ellos, en estado de ebriedad, no respetó una señal de alto.

El aparatoso accidente ocurrió alrededor de las 11 en la esquina de la calle 34 con 17 del barrio de La Mejorada.

De acuerdo con el reporte policiaco, Rodrigo Arturo Chan Sansores, de 31 años de edad, transitaba en completo estado de ebriedad en una motocicleta Yamaha color rojo, de Poniente a Oriente sobre la calle 17.

Al llegar en la esquina de la calle 34, Chan Sansores no respetó la señal de alto y, al cruzar, impactó al también motociclista Carlos David Balam, empleado de un supermercado, quien iba en una motoneta Italika color negro de Sur a Norte sobre esa vía.

Fue tal el impacto que ambos motociclistas salieron disparados varios metros y quedaron tendidos en el pavimento en medio de un charco de sangre.

Vecinos, al escuchar el ruido, salieron a la calle y se percataron que dos personas con la cara ensangrentada estaban tiradas en la calle.

Uno de ellos llamó a la Policía Municipal, cuyos agentes llegaron en cuestión de minutos y verificaron que dos personas se encontraban con lesiones de gravedad, de modo que solicitaron una ambulancia de la Cruz Roja.

Al llegar los socorristas, atendieron a Rodrigo Chan, quien fue el más grave, ya que sufrió una herida cortante en la ceja derecha y traumatismo craneoencefálico.

El lesionado fue encamillado y trasladado al Centro de Salud.

Carlos Balam sufrió una herida cortante en la frente y posible fractura del hombro izquierdo, así como golpes de consideración en varias partes del cuerpo, de manera que fue trasladado al Centro de Salud en una patrulla.

Más tarde se informo que ambos lesionados fueron trasladados a un hospital de Mérida para su atención.

En el lugar quedó una gran cantidad de sangre, así como partes de las motocicletas que quedaron destrozadas.

También había restos de pastel.- Sergio Iván Chi Chi




Volver arriba