Alerta por las pandillas

Siete detenidos tras una pelea entre dos bandas

7_13032014p15Progresophoto01

PROGRESO.- El enfrentamiento en esta ciudad entre integrantes de las bandas “Los Sureños” y “Sur-14″ prendió los focos rojos en el puerto del avance de los vándalos que pretenden asentarse en colonias del Oriente de la ciudad.

En el enfrentamiento, que ocurrió el martes a las 9 de la noche en la calle 39 entre 48 y 50, participaron unos 50 miembros de ambas padillas, que se lanzaron pedradas y dañaron un automóvil.

Agentes de la policía municipal detuvieron a siete vándalos, entre ellos dos meridanos. Cinco de los detenidos son menores de edad y uno de los cabecillas es Aldair de Jesús Cruz Gil, de 19 años de edad y de oficio albañil, con domicilio en la calle 39 entre 62 y 64 de la colonia Francisco I. Madero cerca de donde se registró el enfrentamiento.

El pleito de las pandillas fue por viejas rencillas y para imponer poder en la colonia. Vecinos señalan que fueron como 50 pandilleros que durante más de media hora se enfrascaron en su lucha.

Avisados por vecinos del escándalo, la Policía Municipal se presentó al sitio, y cuando los pandilleros vieron llegar las patrullas se dispersaron e intentaron huirm aunque se detuvo a siete.

La detención fue a las 11 de la noche, todos fueron consignados a la agencia 11a. de la Fiscalía acusados de vandalismo y daño en propiedad ajena, pues en la gresca dañaron el Pointer placas ZAJ-3679, de Roberto Herrera. El propietario del vehículo resultó también lesionado por una pedrada en la mano derecha.

Los detenidos son: Cruz Gil y Celso Guadalupe Rivera Peralta, este último de de 18 años de edad y empleado, ambos vecinos de la colonia Francisco I. Madero.

También los menores G.J.P.R., de 14 años y afanador, con domicilio en la colonia Vicente Guerrero; A.J.R.E., de 15 años de edad, pescador y vecino de la colonia Juan Pablo II de Mérida; E.C.R., de 16 años, comerciante y vecino del Fracc. La Fuente de esta ciudad; V.M.G.H., de 15 años, empleado, y J.A.F.A., de 16 años y de oficio pescador.

Los hechos, que causaron alarma entre los vecinos de la calle 39, de la 46 a la 50, en el oriente de la ciudad, fueron controlados gracias a un impresionante despliegue de la Policía Municipal, que incluyó la intervención de una decena de patrullas y más de 30 agentes.

El director de la corporación, Carlos Eduardo Flores Moo, advirtió que “no vamos a permitir que gente maliciosa venga al puerto con sus bandas a malencaminar a los muchachos”.

El jefe policíaco quien encabezó el operativo para resguardar el orden y restablecer la tranquilidad, señaló que al encenderse los focos rojos por la presencia de pandilleros en la ciudad, la policía reforzará la vigilancia por las colonias para evitar nuevos enfrentamientos que pongan en peligro a las familias.- Gabino Tzec Valle




Volver arriba