Sin pista de los asaltantes

Sin pista de los asaltantes

Extrañan algunos hechos inusuales en el caso de Peto

1 / 4


Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública realizaron intensas revisiones en las carreteras de acceso a Peto después de que se reportó el asalto, y aunque levantaron los retenes ayer a las 2 de la madrugada, la vigilancia continuaba en la población
Las policías Municipal y Estatal participaron en los retenes para revisar a conductores y sus vehículos luego del asalto. Hasta anoche no se reportaban pistas que llevaran a la identificación o detención de los delincuentes


PETO.- Ayer a las 2 de la madrugada se retiraron de las carreteras los retenes que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) instaló desde la noche del miércoles, luego de la denuncia de un asalto a una familia de esta ciudad.

Como informamos, cinco sujetos encapuchados asaltaron esa noche el predio de la familia Carrillo Navarrete, en la calle 30 entre 27 y 29 del Centro, a cuyos propietarios amarraron y amordazaron. El botín fue de más de un millón de pesos.

Según datos obtenidos de manera extraoficial, el propietario del predio, Rodi Carrillo Alonzo, ya interpuso su denuncia en el Ministerio Publico y la Fiscalía General del Estado ya realiza las investigaciones correspondientes.

La Fiscalía hizo averiguaciones ayer con vecinos del sector, como parte del proceso que se sigue ante este tipo de situaciones, aunque nadie reportó haber visto o escuchado algo extraño, lo cual, se comenta, “resulta extraño”.

Trascendió que la caja fuerte de donde se llevaron $600,000 en efectivo y $400,000 en alhajas de oro estaba justamente bajo el tragaluz por el cual se introdujeron al predio los asaltantes.

Causó asombro que los delincuentes esperaran pacientemente a los dueños del predio, Carrillo Alonzo y su esposa, Evelín Navarrete Vázquez, para obligarlos a abrir la caja fuerte, amarrarlos con cinta y amordazarlos.

Pese a todo el proceso que tuvieron que realizar los delincuentes, desde forzar el protector del tragaluz e introducirse al predio, hasta escapar con el botín, llama la atención que nadie haya escuchado algún ruido extraño. Según se supo, la casa que está a espaldas del predio tiene su patio lleno de envases de plástico y hay dos perros bravos, lo cual haría casi imposible salir por ahí sin hacer ruido. De hecho, la Policía sólo pudo entrar por ahí hasta que los canes fueron controlados por sus dueños.

La Policía expresó que el tragaluz se veía forzado, pero les resultó extraño que el interior del predio no se veía desordenado, como suelen dejarlo los ladrones.

Todavía no hay pistas de los asaltantes, aunque continúan los recorridos de las policías Municipal y Estatal en la población. También se averiguó que además del jugoso botín, los delincuentes se llevaron la cartera y celular del propietario de la vivienda. Por el hecho, han surgido comentarios de otros asaltos de personas encapuchadas, aunque la Policía Municipal no ha recibido algún reporte.- MEGAMEDIA




Volver arriba