Sigue una tradición familiar en Peto

Sigue una tradición familiar en Peto

Ayer concluyeron las actividades de los gremios

Durante la procesión de ayer iba una pareja de feligreses que bailaban al son de la "cabeza de cochino"

PETO.- Con la salida del gremio de Señoras y Señoritas, segundo grupo, concluyeron las actividades religiosas en honor a la virgen de la Estrella. La feria popular terminará el domingo 5.

Anteanoche, tras una misa oficiada por el párroco Pedro Nemesio Novelo López, en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, se realizó una procesión por las calles principales que duró una hora.

Ayer, el gremio de Señoras y Señoritas, segundo grupo, el más numeroso y lucido, fue recibido en un predio de la calle 32 de la colonia Francisco I. Madero, por Miguel Uc Castillo y su familia.

El feligrés indica que es un orgullo para su familia recibir al gremio en su domicilio ya que su finada madre Felipa Castillo siempre participó en el gremio.

-Es la primera vez que recibo al gremio y estamos contentos porque seguimos una antigua tradición.

-A pesar que vivo en Cancún, no me olvido de mis costumbres. En coordinación con mis hermanos decidimos recibir el gremio.

Manuel Jesús Cauich, uno de los integrantes del gremio, señala que nadie puede dar razón de cuantos años tienen los gremios en la población.

-Estoy seguro que nadie sabe cuántos años tienen los gremios pero debemos contribuir en conservarlos.

-A pesar que los gremio de San Isidro Labrador, primer grupo, y este son los más grandes y lucidos, cada uno tiene importancia y razón de ser ya que dan lucimiento en los festejos a la Virgen.

-Lamentablemente las autoridades no prestan importancia y por eso no apoyan. Sabemos que hay instituciones que deben de proteger las tradiciones.- Miguel Moo G.

En síntesis

Sacrificio

Manuel Jesús Cauich, feligrés, dice que con la participación de los gremios inicia la fiesta. “Los que reciben los gremios en sus casas lo hacen con fe y devoción, y para eso hacen un sacrificio en continuar con nuestras costumbres.

“No es por hambre”

Las personas que participan en los gremios no lo hacen porque tengan hambre sino porque tienen mucha fe, dice.




Volver arriba