Preocupación apícola en Peto

El néctar de las flores se perdió por las lluvias

Apicultores alimentan con azúcar a sus abejas a fin de prevenir que emigren. Los productores están en la espera del inicio de la floración de los tajonales, que será en enero

PETO.- Las lluvias de las últimas semanas afectaron al néctar de las escasas flores y, ante ello, pusieron en apuros a los apicultores de la región, que se verían en la necesidad de comprar azúcar para alimentar a las colmenas.

La esperanza de los productores de miel está puesta en la floración del tajonal que se debe iniciar en estos días y que ayudaría a aminorar los efectos de las lluvias, señala Jorge Cano Sabido, representante de la agrupación del Centro de Acopio Apícola Maya de Tahdziú.

El productor informa que 48 apicultores recibieron 2.5 toneladas de azúcar y otros insumos, gestionados a través del programa Peso por Peso, de la Secretaría de Desarrollo Rural del Estado.

A mitad de precio

-Los insumos fueron adquiridos al 50% del precio real y, afortunadamente, llegaron a tiempo -agrega.

-A pesar de las intensas lluvias que se registraron en la temporada, la floración del campo no es la esperada. En algunas zonas el néctar de las flores cayó por el agua.

-Como una medida para prevenir la disminución de la población de las abejas, los apicultores tienen que alimentarlas con azúcar.

Cano Sabido refiere que el tajonal ya está por florecer y los productores tienen depositada su confianza en el logro de una buena cosecha.

-En el primer trimestre del año, las lluvias no cesaron y permitieron el florecimiento de algunas plantas, pero por la intensidad de las precipitaciones estas flores se lavaron y las abejas no lograron recolectar el néctar.

-Esperamos que la situación mejore, ya que todo el azúcar que dejamos en los apiarios es consumido por las abejas y eso nos confirma que hay escasez de alimento.

-Debemos cuidar a las abejas para que produzcan, ya que con la llegada de los frentes fríos se deben buscar diversas formas de alimentar a las abejas y tratar de mantener las poblaciones -abundó el apicultor.

-De esta manera podremos esperar a que llegue la próxima floración del tajonal y otros árboles, como el dzidzilché, que será en enero -dice.- Miguel Á. Moo Góngora




Volver arriba