Captan fenómeno conocido como “helón” en Peto

Imagen descriptiva de lo que es conocido como "helón".- Foto de internet

Imagen descriptiva de lo que es conocido como “helón”.- Foto de internet

PETO (El Universal).- El pasado 21 de diciembre,  varias personas observaron el fenómeno conocido como “helón”, unas  iridiscencias solares que de acuerdo con los mayas es augurio de  fenómenos naturales graves.

De acuerdo con las creencias mayas, la presencia del “helón” en  cielos yucatecos (iridiscencias solares), es un augurio de los  Dioses del Mayab sobre la presencia de fenómenos naturales graves  que pueden afectar a la humanidad.

Al hablar sobre este fenómeno, la antropóloga Ana Patricia Martínez  Huchim explicó que “se trata de iridiscencias que suelen aparecer en  el cielo como manchas irregulares de colores que suelen formarse en  las cercanías donde aparecen el astro rey o la Luna.

“Los colores que presentan las iridiscencias dependen del tamaño de  las gotas en las nubes, siendo los colores más brillantes cuando las  gotas son de mayor tamaño, y del ángulo de visión del observador”.

El “helón” fue observado y fotografiado el pasado sábado 21 de  diciembre, y quienes lo vieron lo describieron como un fenómeno  singular, pues en la actualidad hay mucha gente que no lo conoce y  que desconoce el significado que tienen para los mayas  peninsulares.

Martínez Huchim señaló que estando en las cercanías de Valladolid,  al término de una reunión regional de jóvenes indígenas, vio el  ”helón” y fue una de las primeras personas que reportó su presencia  en las redes sociales.

Sus observaciones de este día coincidieron con los reportes del  joven lingüista Aarón Puc Chi, quien describió este fenómeno solar  de la siguiente forma: “Alrededor de las 3:40 de la tarde, observé al helón ubicándose en  una posición cenital, con una leve inclinación por el suroeste (por  el sur y el poniente), además de él había otros parecidos a dos  rayas más abajo, no se distinguen muy bien, ya que por ratos  aparecían y desaparecían, en sí por momentos hasta se parecían que  habían dos soles”.

Luis Vera de Tahdziu y Atanacio Dzib, de Tahdziú y kayaktuk  (Tzucacab) respectivamente, aseguran haberlo visto en el sur de  Yucatán.

Martínez Huchim al hacer un resumen de los comentarios recibidos  sobre el tema del “helón”, dijo que es un fenómeno raro que está  asociado a enfermedades o catástrofes naturales.

Por su parte, Bernardo Caamal, de la Fundación Produce de Yucatán,  dijo que dependiendo del color y la hora, tiene una interpretación  asociada generalmente a sequía y hambrunas. “Escuché de los sacerdotes mayas decir que es Kukulkán descendiendo,  siendo 21 de diciembre es el primer año maya”, apuntó Puc Chí.

En sí, para la nueva generación de mayas, no todos conocen este tipo  de fenómenos celestes, porque es la primera vez que escuchan el  nombre del helón. “Tal vez para algunos sería como un arcoiris nada más, pero sería  prudente investigar a mayor profundidad”, dijeron.

María Luisa Góngora Pacheco (promotora cultural) de Oxkutzcab, al  hablar sobre el helón, dijo que lo vio hace varios años y que fue en  la mañana “cuando sucede este tipo de fenómenos, son mensajes de los  dioses mayas y que están relacionados a catástrofes que afectarán a  la humanidad; su posición, la hora y la coloración son aspectos a  considerar para saber en referencia a su significado”. 




Volver arriba