“Parque convertido en tianguis”

Puesteros afectan al comercio formal, dicen empresarios

1 / 3


Artesanos usan los puestos que están en el parque para su tianguis
Arriba, el empresario Víctor Cárdenas, quien está inconforme con que se permita este tipo de eventos, muestra una oxcán pequeña que atrapó en su casa y que soltará en algún lugar. Abajo, otro aspecto del parque principal de Valladolid, donde se instaló el tianguis artesanal


VALLADOLID.- El parque principal se convirtió en un enorme tianguis y un establo, consideran los empresarios Alfonso Rivero Flores y Víctor Cárdenas Rivero.

Los quejosos se refieren al hecho de que la semana pasada se llevó al cabo la Expo Agropecuaria, en la que participaron expositores relacionados con la producción ganadera, uno de los cuales, incluso, llevó carneros al parque principal. Al término de la Expo, los expositores dejaron sus stands a los artesanos, que iniciaron con su tianguis, el cual terminará hasta el próximo 6 de enero.

Alfonso Rivero Flores dijo que no es posible que el parque se convierta en un enorme tianguis y un establo o rancho, al llevar animales para exponer.

-El director municipal de Fomento Económico, Armando Geded Lope, está confundiendo “Pueblo Mágico”, con pueblo rural, al organizar este tipo de eventos en el parque principal -afirmó.

-Estos eventos afectan seriamente a los vendedores de artesanías establecidos, sobre todo aquellos que venden en el interior del parque, ya que también ofrecen productos de ónix y obsidiana, de modo que no son verdaderos artesanos, sino comerciantes -precisó Rivero Flores. -Sólo a un grupo selecto de vendedores de artesanías invitan a participar en el tianguis, y dejan sin atender a otros grupos que no piensan igual que ellos.

-Es el colmo con las autoridades que organizan el tianguis en varios periodos del año… en otoño, verano, invierno, primavera y los días que se les ocurra -expresó.

-Además del tianguis, la situación se complica con la organización de los Domingos Vallisoletanos, y se suma la presencia de muchos vendedores ambulantes. Así no se puede hablar de Pueblo Mágico, como lo pregonan -expuso.

Víctor Cárdenas Rivero señaló que no permitir que los vehículos se queden estacionados mucho tiempo afecta seriamente el comercio del primer cuadro de la ciudad.- JUAN ANTONIO OSORIO




Volver arriba