Venganza a pedradas

La violencia cobra una nueva víctima en Oxkutzcab

En el lugar del ataque quedaron como testigos mudos las piedras

OXKUTZCAB.- Cerca de la medianoche fue asesinado M.A.P.C., por integrantes de la pandilla “Los Canarios”; la policía estatal hizo detenciones de posibles sospechosos.

Los hechos ocurrieron cuando un grupo de pandilleros acorraló a P.C. en la calle 44 entre 41 y 39, de la colonia Santoyo. Por lo menos eran 20 atacantes.

De acuerdo con testigos, antes de lesionarlo le habrían dicho: “Vamos a matarte p…; vas a morir, te dijimos que te íbamos a buscar”, y le lanzaron piedras, en un ataque que duró unos cinco minutos.

El cuerpo de P.C. quedó tendido en el pavimento en medio de mucha sangre, con la cara desfigurada y el cráneo roto.

Al parecer, fue un ajuste de cuentas por los ataques cometidos por “Los Pablines”, a la cual pertenecía la víctima. En el momento del ataque, P.C. iba acompañado por tres personas, entre ellos una mujer.

Desde ayer en la madrugada elementos de la policía estatal hicieron cateos en casas donde se presume que se guardan los responsables del fatal ataque. Los cateos fueron en la calle 39 entre 42 y 44, cerca de donde fue el homicidio, y en la calle 38 entre 53 y 55, donde fueron detenidos dos hermanos como principales sospechosos.

La guerra entre “Los Canarios”, “Los Pelones” y “Los Pablines” comenzó el año pasado y con ésta ya son cinco las víctimas fatales de dichos enfrentamientos.

El fallecido fue deportado de Estados Unidos en junio de 2009; según el expediente 269/2009, en octubre de ese mismo año fue encontrado culpable de una denuncia por lesiones, daño en propiedad ajena y robo con violencia, por lo cual pasó tres años en el Cereso.

Al salir libre se vio involucrado en varios hechos violentos y se presume que participó en un ataque en pandilla que concluyó con la muerte de Luis A.R., en agosto del año pasado.

El 9 de junio pasado los vecinos de la calle 45 con 60 señalaron que el ahora occiso se puso a disparar un arma de fuego.

P.C. llegó al lugar donde fue ultimado porque su novia lo citó ahí; ella será una pieza clave para dar con los asesinos.- Jesús Bacab Chulim



Volver arriba