“Si vuelve, lo linchamos”

Vecinos ofrecen azotarlo "para que sienta lo bueno"

El joven E.A.R.R., hijo del doctor Dagoberto Rodríguez, trasladó material de una sascabera durante cinco horas, según su padre, como castigo por sus malas calificaciones

YAXHACHÉN, Oxkutzcab.- “Si vuelve lo linchamos… y lo ataremos en medio de la cancha de la comisaría sin camisa, para darle latigazos y que sienta lo bueno”, dijeron vecinos de esta comisaría al hablar del caso del doctor Dagoberto Rodríguez Aké, acusado de maltratar constantemente a su hijo mayor.

El comisario municipal de Yaxhachén, Manasés Uc May, afirmó que no era la primera vez que recibía quejas de los pobladores sobre el maltrato del médico a su hijo E.A.R.R., de 15 años de edad.

“También he recibido quejas de él porque no trata bien a la gente cuando acude a consultar y no respeta su horario para abrir el dispensario médico”, dijo.

“El joven padece traumas por la mala vida que lleva junto su padre, quien lo castiga mucho por no obedecer y sacar malas calificaciones… pienso que necesita ayuda psicológica”, agregó.

Simeón May Tzec, vecino de la comisaría, comentó que la manera como el médico trata a su hijo no es la adecuada y tampoco es el ejemplo que debe dar un persona con estudios. “Si el muchacho no quiere estudiar, que no lo obligue, y mucho menos con golpes, porque de esa manera lo que va conseguir es traumarlo y le ocasionarle mucho daño a su persona”.

La mayoría de los vecinos entrevistados al respecto reprobaron la conducta del médico y pidieron a la Secretaría de Salud que mande otro doctor, porque no se deben quedar sin servicio en el Centro de Salud.

Aunque el Centro de Salud de la comisaría seguía hasta ayer sin médico, la Secretaría de Salud informó ayer mismo que ya se buscaba al sustituto del doctor Dagoberto Rodríguez, quien habría pedido su cambio a otra clínica por temor a las represalias.

El caso del joven E.A.R.R. es tema común en la comisaría. En las calles se escuchan todo tipo de comentarios, entre ellos: “Si así trata a su hijo, imagínense cómo nos trata cuando acudimos a consultar”, “No puedo creer lo que hizo el médico, de mandar a su hijo hasta las 11 de la noche para acarrear sascab sólo para llenar su cochera” y “Deben castigarlo porque lo que hace se llama maltrato infantil”.

Como informamos, parte del “castigo” del joven por sus malas calificaciones -lo primero fueron los azotes con un cable- consistía en acarrear material de una sascabera a un kilómetro de distancia. Esa labor la realizó, descalzo y sin camisa, de 6 p.m. a 11 p.m.- JULIO CÉSAR CAAMAL Cuy




Volver arriba