Remedios con alta demanda

Sana a vecinos de Oxkutzcab desde hace 40 años

Basilio Gómez, originario de Veracruz, en su local donde vende libros y productos naturistas desde hace 40 años en Oxkutzcab

OXKUTZCAB.- Basilio Gómez Gutiérrez, yerbatero originario de Catemaco, Veracruz, lleva 40 años ofreciendo diversos tipos de plantas medicinales en un local que instala a diario a un costado del mercado municipal.

El trabajador señala que muchas personas recurren a la medicina naturista porque confían más en las yerbas, ya que en la mayoría de los casos no tienen efectos secundarios como la alopatía.

-La gente sabe que los laboratorios usan las plantas como materia prima y que la medicina de las farmacias alopáticas es artificial.

Basilio Gómez dice orgulloso que lleva 40 años vendiendo a un costado del mercado, sin faltar un sólo día.

-Comencé desde muy temprana edad a conocer el manejo de los diferentes tipos de yerbas que me mostraban mis abuelos -relata.

-A los 19 años llegué a Oxkutzcab con un comerciante al que ayudaba, y aprovechaba para vender las yerbas que trajo de mi tierra -dice en tanto atiende a un cliente que pregunta por remedios para las verrugas.

-Eso ayudó para que me conozca la gente, pues cuando a don Cándido Martín, ya fallecido, no lo encontraban sus pacientes, venían conmigo por algún remedio.

En su improvisado local se ven bolsas con yerbas medicinales de Veracruz, como el sen y el té de Tila que se usan para los dolores de oídos y de espalda.

También tiene plantas yucatecas como la “uña de gato” y el chintoc que se receta para padecimientos renales como piedras e infecciones.

-Los aceites que, en su mayoría, tienen un aroma penetrante pero agradable como el de canela sirven para paliar el estrés y para aromatizar los hogares, poniendo unas cuantas gotas en una veladora encendida.

Gómez Gutiérrez también tiene entre sus productos extractos que sirven para frotarse en zonas adoloridas.

-Para el dolor de oído de los niños o una infección en los ojos tengo agua de mar que traigo directamente de la Perla del Golfo (Veracruz).

Finaliza su plática dando a probar agua completamente salada que tiene en un recipiente de plástico.- Francisco Tejero Mendicuti [email protected]




Volver arriba