Quiere venderle al Presidente

Escultor de Tekax expone sus obras en comunidades

7_130414p39sur1photo01

OXKUTZCAB.- Con unas 73 esculturas de madera, entre mascarones mayas, culebras, faisanes, venados y templos mayas, entre otros, Eduardo Cámara Alonzo se ha dado a conocer en varios lugares por convertir las raíces de los árboles de gran tamaño en verdaderas obras de arte.

Cámara Alonzo, originario de Tekax, señala que desde hace 24 años se dedica a esculpir la madera, en especial los tronco de árboles como el cedro, que extrae de raíz.

Su última obra la formó con el tronco y la raíz de un árbol de “yax ek” y trata de cuatro templos mayas, cinco jaguares, ocho calaveras, 11 serpientes, dos faisanes, un venado, dos mascarones, un rey maya, una doncella, un guerrero y tres tortugas.

Esta obra que le habría llevado un año y medio para terminarla, la elaboró en un trozo de madera de casi un metro de alto.

El tekaxeño recuerda que con este tipo de obras ha participado en exposiciones de Cancún, Xcaret, Playa del Carmen y Tekax.

Sus obras las expone varios días en el parque principal de esta ciudad, a fin de que la gente conozca el trabajo, pero afirma que en una de sus últimas visitas le dañaron una escultura y por eso no las volverá a dejar.

El trabajador recuerda que a su primera escultura la llamó zoológico y se la vendió a Enrique Rebolledo, un conocido hotelero de Cancún.

Eduardo Cámara afirma que su trabajo requiere de mucho tiempo y paciencia, en especial para localizar la madera adecuada.

Con orgullo indica que cuando termina sus esculturas estas “quedan impactantes”, lo que haría que se vendan rápido y a buen precio.

Agrega que su obra, que estuvo de paso ayer por la ciudad, le gustaría venderla al presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

El trabajo se expondrá la próxima semana en un salón de artesanías de Valladolid. Por la amistad que tiene con el alcalde de esa ciudad, Roger Alcocer, buscaría llegar al gobierno estatal y buscar el contacto con Peña Nieto.

Aunque no dijo en cuánto vende sus trabajos, se sabe que las comercializa en más de 100,000 pesos.- Jesús Bacab Chulim




Volver arriba