Ni de milagro llega el agua

En Oxkutzcab se agrava la falta de líquido potable

OXKUTZCAB.- Vecinos de la colonia El Roble desde hace más de un mes no tienen servicio de agua potable y, según las quejas, las autoridades no muestran ninguna preocupación por restablecer el servicio.

De igual manera, vecinos de la comisaría de Yaxhachén externan su inconformidad debido que aún no reparan un desperfecto en una de las bombas del servicio.

Un grupo de vecinos, encabezados por Fernando Antonio Canto Uriarte, mostraron su inconformidad debido a que la colonia El Roble, ubicada en el norte de la ciudad, desde hace más de un mes no se cuenta con el servicio de agua potable.

Toño Canto, uno de los vecinos, indicó que hasta el martes esperaban un milagro de la Virgen de Guadalupe para tener agua en sus tomas, pero no se dio y mucho menos se daría “con las autoridades que tenemos”.

El agua es un servicio elemental y la carencia afecta a por lo menos 500 familias que viven en las colonias El Roble, Santoyo y Ceres.

Las personas perjudicadas dicen que las autoridades deben darle mayor prioridad a la reparación de la bomba de extracción para procurar que el servicio llegue a los usuarios sin contratiempos.

Ante la falta del servicio de agua potable, se expone la salud de cientos de familias, más ahora que hay brotes de la enfermedad de hepatitis.

En el departamento de agua potable, que encabeza el regidor Aviatar May Tzec, se explicó que la motobomba y el transformador del sistema eléctrico del pozo de la caseta ubicada en la colonia El Roble, se quemaron hace aproximadamente unas tres semanas, cuando fue afectada por un rayo que cayó cerca de las instalaciones. Según comentó, se espera que la CFE instale un nuevo transformador, para que el personal del Conagua se encargue de sustituir la motobomba.

A más tardar la próxima semana se debe de restablecer el servicio de agua a los vecinos de las colonias ya mencionadas.Otros afectados por la falta de agua potable son vecinos de Yaxhachén, en donde se averió un sistema del pozo que se encuentra en la plaza de la comunidad, desde hace un mes; por esta razón, unas 200 familias no tienen agua en sus hogares. La mitad de la población, de más de 3,000 habitantes, tiene que comprar agua por tambor que les venden a $20; consideran que no es justo que las autoridades no presten atención al problema, pues el director de comisarías, Luis Beltrán Dzul; el regidor de agua Aviatar May Tzec, al igual que el comisario municipal, no hacen nada por arreglar el desperfecto.-J.B.




Volver arriba