Entre la vida y la muerte

Muy graves dos motociclistas tras impacto de frente

OXKUTZCAB.- Dos motociclistas alcoholizados se debaten entre la vida y la muerte luego que uno de ellos invadió el carril contrario al que circulaba y ambas motocicletas se impactaron de frente.

El accidente ocurrió anteanoche poco antes de las 10, en el tramo Yotholín-Oxkutzcab, a la altura del balneario Cabo Cañaveral.

De acuerdo con reporte de la Policía de Oxkutzcab, el ticuleño Carlos Manuel Chan Balam (a) “Dorta”, transitaba de Sur a Norte sobre esa vía en una motocicleta roja. Regresaba a su casa en estado de ebriedad.

Al parecer, José Alberto Suárez Palomo, vecino de Yotholín de 33 años de edad, quien iba en dirección contraria rumbo a Oxkutzcab, invadió el carril y se impactó de frente contra Chan Balam. El impacto fue brutal y ambos motociclistas salieron disparados varios metros, hasta quedar tendidos en el pavimento. Automovilistas que pasaron por el lugar avisaron a las policías de Oxkutzcab y Ticul, estos últimos con sede en Yotholín.

Primero llegaron patrullas de Oxkutzcab, cuyos agentes confirmaron que había dos personas con la cara ensangrentada e inconscientes.

Al lugar arribó una ambulancia de la corporación, cuyos paramédicos trasladaron a los lesionados a la clínica del IMSS-Oportunidades de Oxkutzcab, aunque luego fueron remitidos al hospital O’Horán. Chan Balam sufrió traumatismo craneoencefálico y fracturas de mandíbula inferior y pómulo izquierdo. Suárez Palomo fue quien se llevó la peor parte, ya que tenía múltiples fracturas en el cuerpo y el cráneo.

“Nos dijeron que está difícil que viva por las heridas que tenía en la cabeza”, señaló una mujer que se identificó como su suegra.

Por las labores de rescate, agentes municipales cerraron el acceso de vehículos, desde la salida de Yotholín hasta la entrada de Oxkutzcab. Pese a que ya se había levantado a los heridos y a las motos involucradas, el bloqueo duró más de tres horas. La directora de la Policía Municipal, Wilma González Espinosa, negó totalmente el acceso a los reporteros.- Sergio Iván Chi




Volver arriba