Nueva estancia infantil

Rinden tributo en Valladolid a una mujer altruista

1 / 2


Imágenes de la estancia "Dulce María", que abrió sus puertas ayer en Valladolid. Tiene capacidad para 60 niños, aunque por ahora 14 pequeños reciben la atención, por una cuota mensual de $350


VALLADOLID.- Como un homenaje póstumo a Dulce María García Burgos se le puso su nombre a la estancia infantil que dirige su nieta Daniela Rodríguez Alcocer.

La estancia infantil forma parte de las que se empezaron a crear en el sexenio pasado, financiadas parcialmente por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Daniela Rodríguez Alcocer, quien es licenciada en Ciencias de la Familia, se encargó de la gestión ante la dependencia federal.

Una vez autorizada, la habilitó en un predio de la calle 40 entre 53 y 55, en el barrio de San Juan.

La encargada de la estancia infantil explicó que nombró al lugar “Dulce María”, debido a que cuando su abuela Dulce María García estaba en vida fue muy altruista y apoyaba las causas justas, sobre todo las relacionadas con la cultura y la iglesia.

Dulce María García Burgos es la madre del alcalde Roger Alcocer García y esposa de Luis Alcocer Vidal, familia de comerciantes conocidos por sus labores altruistas en la ciudad.

Incluso, Luis Alcocer Vidal donó el terreno para que el Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) “Marcelina Silva” cuente con su propio edificio. La familia también donó terrenos en el poniente de la ciudad para desarrollar diversos proyectos.

En vida, Dulce María García ayudaba a los que menos tienen. De hecho, la que fue su casa en el barrio de Santa Lucía la convirtió en su centro para impartir catequesis, a donde acudían muchos niños, gracias al buen trato que brindaba a todos.

Daniela Rodríguez comentó que es un orgullo para ella llevar las riendas de la nueva estancia infantil.

-La nueva guardería tiene capacidad para 60 niños, de uno a 4 años de edad. Por ahora sólo contamos con 14 niños -indicó la directora.

-Además recibimos a niños con capacidades diferentes, pero primero tienen que ser evaluados por profesionales para conocer su condición. En la estancia sólo se les cuidaría -precisó.

Los padres de familia interesados ya pueden acudir a inscribir a sus hijos. Pagarían $350 mensuales y tendrán derecho a los alimentos y atención especial. El horario será de 7 de la mañana a 3 de la tarde.- JUAN OSORIO




Volver arriba