La herencia de Juan Carnaval

El alcalde y una directora, entre los balconeados

Las viudas de Juan Carnaval que participaron anteanoche en el último paseo  carros alegóricos en Umán

UMÁN.- Antes de ser quemado, Juan Carnaval hizo anteanoche su último paseo en calles de esta ciudad.

Luego, ante la gente reunida, se leyó el testamento con sus últimos voluntades antes de irse y regresar el próximo año.

A las 6:30 de la tarde se inició el desfile de los carros alegóricos con Juan Carnaval y sus viudas, entre ellas la reina, Yaritza Sansores Celis. También le acompañaron el rey, Irving Magaña Peet, y los príncipes Elsy Poot y Carlos Vázquez Maldonado.

Con gritos de lamento de las viudas, Juan Carnaval recorrió las calles de la ciudad hasta llegar a los bajos del Palacio Municipal.

Ahí se realizó un pequeño festival con la participación de las comparsas de los reyes, y príncipes del Carnaval.

Después se leyó el esperado testamento carnavalesco.

Mordida

Al alcalde Jesús Adrián Quintal Ic le dejó un perro chihuahua para que la mordida sea más pequeña que la que le hizo su perro brasileño llamado “Zeus”.

La directora de Cultura, Lucely Paredes, recibió según un texto que circula en Facebook “una caja de puñales para cuidarse de la Familia”. Además, “una caja de lentes para que detecte los amoríos que se dan dentro y fuera del edificio”.

También hubo otros detalles para algunos personajes de la población, así como otros funcionarios del Ayuntamiento.- C.Q.U.



Volver arriba