“¡Fue terrible, pero lo peor fue que robaron en casas”

Despedidos sin liquidación, tras el fuego en Umán

Personal de la empresa Plásticos de Yucatán recorre lo que quedó de la bodega tras el gran incendio

UMÁN.- Ayer continuaban las labores para apagar el incendio que se inició el miércoles a la 1 de la tarde en el monte cercano a la bodega de la empresa Plásticos de Yucatán, S.A. (Pyusa).

El fuego se inició por una quema de llantas fuera de los terrenos de la planta Pyusa, en la colonia San Francisco, pero alcanzó y consumió la bodega y varios vehículos, y movilizó a personal de Protección Civil, Bomberos, el Ejército y otros.

Por la magnitud del incendio, decenas de vecinos fueron desalojados de sus casa.

Las llamas consumieron líneas de alta tensión de la CFE, lo que obligó a desconectar el Sector 40-30 de la paraestatal, que en consecuencia se quedó sin luz.

El fuego amenazó a los cercanos ductos de Pemex.

A pesar de que el incendio fue controlado a las 10 de la noche, los bomberos regresaron ayer temprano para revisar los daños.

En el recorrido estuvo el dueño de la empresa, José Luis Gómez Barba, y sus abogados para hablar con los empleados de la planta, que veían desconcertados la pérdida de su fuente de trabajo.

-Nos dijeron que no nos van a liquidar y eso no es justo, porque no tuvimos la culpa del incendio; nos tienen que liquidar. Además no teníamos Seguro Social. No pensamos dejar que no nos den lo que nos corresponde -dijo un empleado, quien omitió su nombre.

-¡Dios mío, fue terrible lo qué pasó! pero lo peor fue que a varios vecinos les robaron en su casa. En el relajo de que los desalojaban, hubo personas que supuestamente entraron a ayudar, pero fue todo lo contrario, fue para que se lleven las cosas, porque ya nunca más las regresaron -relató ayer una vecina .

-Varias veces hemos reportado que en la zona del monte entran los vándalos a drogarse y emborracharse. Incluso los borrachitos vienen a quemar lo que robaron, como refrigeradores, lavadoras y demás, para sacarle el cobre y lo vayan a vender, pero les avisamos a la Policía y ni caso nos hace -añadió.

-Es por eso que ayer (por el miércoles) pensamos que ellos quemaron el monte, pero vimos que no fue así, sino que la empresa se quemaba -relató. -Lo verdaderamente horrible para todos quienes vivimos cerca fue que a nosotros nos afectó, no solamente por el humo sino por el robo a nuestras casas.

En el lugar del incendio ayer estaban elementos de la Policía Municipal, la Fiscalía del Estado y la Dirección de Salud, al igual que curiosos que fueron a ver cómo quedó la empresa.- CAROLINA UC QUINTAL




Volver arriba