“No tiene caso, la paciente falleció”

Susto y risas en Motul por una boa y ambulancia

1 / 3


Miguel Mejía, vecino del rumbo, con la boa que salió de un baldío de la calle 12 entre 25 y 27 de Motul
Un policía jala la boa muerta a golpes en la calle 12 entre 25 y 27 de Motul y la sube a una patrulla para ir a tirarla en el basurero


MOTUL.- Una “ochcán” (boa constrictor) de poco más de dos metros de largo puso en jaque a vecinos de la calle 12 entre 25 y 27 de esta ciudad ayer a las 12:30 horas, cuando la culebra salió de un baldío e hizo correr a la gente.

Sira Angélica Mejía Loeza, de 42 años de edad, se encontraba en la calle con sus amigas y un grupo de niños jugaban cerca cuando, de pronto, vieron salir de la maleza una enorme serpiente que los hizo correr.

Las mujeres y los niños se escondieron en su casa y los menores pidieron apoyo a su papá José, que salió a la calle y con una madera golpeó a la culebra en la cabeza hasta que murió, cuando apenas lograba pasar la calle para entrar a otro predio.

La boa se desplazaba lentamente, al parecer porque había comido; una parte de su cuerpo estaba abultado.

Cuando policías municipales llegaron al sitio, la serpiente estaba por morir.

Con los agentes llegó hasta la ambulancia 501 con sus paramédicos, lo que causó la risa de la gente que estaba en la calle y que dijeron que “ya no tiene caso que vengan porque la paciente falleció”.

Los policías tomaron datos del suceso y cargaron la boa para llevarla a tirar al basurero municipal; sin embargo, uno de ellos dijo que la piel podría servir para un cinturón o para vender a una persona que la compra para hacer crema medicinal para las reumas.- M.C.T.




Volver arriba