"No le digan a mi mamá"

“No le digan a mi mamá”

Ebrio se lesiona al caerse de una moto en marcha

MOTUL.- “No le digan a mi mamá”, repetía una y otra vez Nicéforo Cortés Kuk, de 33 años de edad, luego de que, en estado de ebriedad, se cayera de una motocicleta en movimiento, ayer en el centro de la ciudad.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 11:10 de la mañana. Cortés Kuk viajaba como pasajero en la motocicleta Kamaji Goliat 100 c.c. color azul, conducida de Sur a Norte sobre la calle 26 entre 29 y 29-A por su primo Feliciano Ku Cortés, de 32 años.

Cuando se encontraban a unos metros de la iglesia de San Juan Bautista, ubicada sobre la calle 26, Nicéforo perdió el equilibrio y resbaló por el costado izquierdo de la motocicleta, aunque para su fortuna ésta apenas incrementaba su velocidad.

No obstante, Nicéforo cayó boca abajo y se lesionó el rostro, tuvo heridas cortantes y una hemorragia nasal.

Por el grado de ebriedad en que se encontraba aparentaba que estaba inconsciente, lo que motivó que los curiosos que se acercaron a ver lo que pasó pidieran con insistencia, a gritos, una ambulancia. Un agente que llegó al sitio pedía por radio la ambulancia, pero como todas estaban ocupadas, se solicitó apoyo a la Cruz Roja, cuyos paramédicos llegaron a atender al lesionado, que para entonces había esperado 25 minutos.

El atraso en la llegada de la ambulancia causó más gritos de los curiosos, que pedían que no movieran al lesionado si no llegaba aún la unidad.

Feliciano Ku explicó que son de la comisaría de Kancabchén Rancho y llegaron a Motul a limpiar un terreno, pero como su primo estaba bebiendo, decidió retornar con él a la comunidad antes de que tomara más.

“Al pasar por el centro resbaló, sólo escuché que diga ¡Me caigo!, y cuando intenté sostenerlo con una mano fue imposible; incluso, por poco me caigo yo también con la moto”, indicó.

El lesionado es conocido como “Chino Cortés” y pedía que su madre no se enterara. Fue atendido por los paramédicos Reyna Aké y Mauricio Ku.- Mauricio Can Tec




Volver arriba