Muere perro pateado

Heridas internas y hemorragias por paliza, en Tizimín

1 / 2


"Ronni", al ser traslado para darle sepultura en casa de su dueño, José Mena Osorno. A la izquierda, cuando aún estaba bajo observación


TIZIMÍN.- El perro Ronni murió por hemorragias de heridas internas.

El lunes por la mañana se enteró del deceso José Mena Osorno, dueño de cachorro de seis meses cruza de pastor alemán y labrador.

Como publicamos, la mascota perdió el ojo derecho al ser atacado a patadas por un obrero que realizaba labores de bacheo a espaldas del campo deportivo Juan Rivero Alonzo, bajo la supervisión de Diego Lugo Interián.

Mena Osorno recibió la triste noticia de que su fiel amigo perdió la vida, como consecuencia de hemorragias internas que no se pudieron controlar.

En entrevista, José Mena comenta que el sábado 1 de febrero su cachorro mostraba signos de debilidad y dolor, además de falta de apetito.

Al ver esto, de nuevo acudió a consulta con Eddie Pérez Castillo, el veterinario que lo atendió el 27 de enero, cuando el perro fue agredido por el obrero de bacheo.

Tras revisarlo, el veterinario dijo que el cachorro presentaba síntomas de hemorragias internas, posiblemente producto de golpes o patadas recibidas el mismo día que le reventaron el ojo. Permaneció un día entero bajo observación dentro de la clínica veterinaria.

El domingo al mediodía, Ronni mostró ligera mejoría, pues se le vio de pie dentro de su jaula y atendía a mis llamados, dice Mena Osorno.

-El veterinario me dijo que de seguir así, me lo podría llevar el lunes por la mañana. Mi cachorro aún permanecía con un suministro intravenoso de suero, debido a su debilidad y deshidratación.

-Grande fue mi sorpresa cuando al presentarme a la clínica el lunes temprano, para llevarme a Ronni, al dirigirme junto a Eddie Pérez a la jaula en donde estuvo en reposo, lo encontramos inerte, ya había fallecido.

-Ya interpuse la denuncia ante el Ministerio Público, pero los investigadores aún no ubican al agresor de Ronni. Ya hice más de una docena de llamadas al ingeniero Diego Lugo para que me proporcione los datos del responsable y no me contesta.

-Donde veo que se realizan obras, les pregunto a los trabajadores por el ingeniero y me responden que no lo han visto desde hace días. ¿Será que ya no quiere dar la cara o ya se lavó las manos?

-Los gastos del veterinario aún no los paga; quiero recordarle al ingeniero Lugo Interián que a petición de él acepté tomar las cosas con calma, ya que él se comprometió a cubrir los gastos médicos de mi cachorro. Espero tenga palabra -subraya.- Ermilo Alcalá Dávila

De un vistazo

José Mena Osorno, dueño de cachorro, anda en busca de Diego Lugo Interián.

Otro ingeniero. “Cuando (Lugo Interián) dio su versión, se hizo acompañar del dueño de la constructora, tendré que recurrir al ingeniero Francisco López Martínez”.

Advertencia. Según Diego Lugo, López Martínez tiene a su cargo al obrero que agredió a Ronni. “No voy a dejar las cosas así”, advierte José Mena.




Volver arriba