Muere dentro del taxi

Muere dentro del taxi

La recepcionista del San Carlos no la quiso atender

Deysi Be y Santos Chan, suegros de Ana Che Dzul, señalan que a la fallecida no la quisieron recibir en el Hospital San Carlos

Deysi Be y Santos Chan, suegros de Ana Che Dzul, señalan que a la fallecida no la quisieron recibir en el Hospital San Carlos

TIZIMÍN.—Deysi Be Nah, suegra de Ana María Ché Dzul, quien sufrió un presunto derrame cerebral, asegura que su nuera falleció en las instalaciones del Hospital San Carlos al no recibir la atención médica.

De acuerdo con Deysi Be, el pasado jueves, Ana Ché dijo que amaneció con un fuerte dolor en la cabeza y le pidió su ayuda para inicialmente la acompañarla a consultar con el doctor.

—Como el dolor se hizo más intenso, Ana vomitó; la bañé, luego la arreglé y solicité el servicio de un taxi para que nos trasladara a las instalaciones de la Cruz Roja —relata la suegra.

—Una vez ahí —recuerda— bajé del vehículo para solicitar apoyo a algún doctor o paramédico.
En ese momento, Deysi Be sintió una gran frustración al escuchar que en esa institución  no podían atender a su nuera debido a que no se encontraba personal que la pudiera valorar.

—Solamente había dos personas y uno más, que se veía hacía la limpieza —dice.

—Sólo queríamos —interrumpe Santos Mariano Chan Tun a su esposa— que médicos de la Cruz Roja  nos informaran si era algo grave y que ellos mismos nos hicieran el favor de trasladar a mi nuera al San Carlos.

—Como no había nadie en la Cruz Roja, pues con el mismo taxi nos dirigimos al hospital San Carlos —añade.
—Cuando llegamos ahí enseguida me bajé y le dije a la muchacha que anota los turnos que atendiera a mi nuera porque ya gritaba de dolor dentro del taxi.

—Cuando le dije a la muchacha que era dolor de cabeza lo que tenía mi nuera, ella me respondió: “Si sólo es dolor de cabeza puede bajarse caminando y pasar a tomar turno de espera en el área de urgencias”, donde habíamos llegado —señala.

—Como la muchacha que apunta no nos quiso atender, un doctor que pasó cerca de nosotros nos escuchó y checó rápidamente a mi nuera dentro del taxi; fue él quien nos dijo que Ana ya había fallecido —explica el señor Santos Chan.

Sin poder contener el llanto, la señora Deysi Be repite varias veces que pese a estar en el área de urgencias, donde pidió la atención para su nuera, “simplemente no la quisieron ayudar” y por eso su nuera falleció.
Los suegros de Ana Ché coincidieron en que no piensan tomar alguna acción en contra del hospital o del personal, pues creen que fue un designio de Dios.

La hoy difunta, de 23 años de edad, dejó en la orfandad a un niño de un año que responde al nombre de Josmar Alberto Chan Ché y que, al parecer, quedará bajo el cuidado de su padre, Mario Chan Be, en su domicilio en el rancho Los Reyes ubicado en el final de la calle 29 de la colonia CNC.

El caso generó dudas ayer, pues —como informamos— el director del hospital San Carlos, Mario Meneses Mena, al ser consultado dijo que al revisar la agenda del 2 de enero no encontró registro de que se haya ingresado a una joven con el nombre de Ana María Ché Dzul ni con la edad.

Sin embargo, Deysi Be asegura que el certificado de defunción lo emitieron en ese nosocomio.
Al cuestionarle por el paradero del acta de defunción para corroborar lo que ella afirma, la señora respondió que aún no se los entregaban y que estaba en poder del propietario de la funeraria   “Sagrado Corazón de Jesús”, Florencio Mezo.— ERMILO ALCALÁ DÁVILA Diario de Yucatán

 

Fallecimiento | Detalles
Ana María Ché Dzul falleció el jueves 2 a las puertas del Hospital San Carlos.

Negativa en la clínica
 El día de la muerte, Nicanora Dzul Caamal, madre de la fallecida, acudió al hospital a preguntar al guardia y en urgencia por su hija y le dijeron que no ingresó nadie con las características de su hija.

Se lavan las manos
El director del nosocomio, Mario Meneses Mena, informó que tras revisar la agenda del 2 de enero no encontró ningún registro con el nombre y edad de la fallecida, ni  en la sala de urgencias ni como paciente ingresada.

Etiquetas: