Movilización por una avioneta

Aterriza aeronave de emergencia en campo de Espita

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública después de acordonar el sitio donde quedó la avioneta

ESPITA.- Gran movilización de diferentes corporaciones causó el aterrizaje de emergencia de una avioneta tipo Cessna en un campo de fútbol en esta villa.

Los hechos ocurrieron a unos dos kilómetros de esta comunidad, en el campo que se encuentra a un costado de la carretera que conduce a la comunidad de Nacuché.

Tremendo susto se llevaron los vecinos del lugar al escuchar el ruido del motor de la avioneta con matricula XB-JAT, que, según dijeron, primero cayó en picada en el campo y finalmente terminó su trayectoria dentro los arbustos que están al fondo.

Esto causó revuelo y alarmó a los pobladores. En cuestión de minutos el lugar ya se encontraba sitiado y acordonado por elementos de la Policía Municipal de Espita, ambulancias y personal de Protección Civil, así como también de decenas de agentes de la Secretaría de Seguridad Pública.

Minutos más tarde arribaron elementos del Ejército, quienes se distribuyeron por los alrededores mientras un grupo de militares inspeccionaba el lugar y verificaba datos y lo que traía la nave. También llegaron al sitio policías federales.

La nave que se desplomó es propiedad de la empresa Servicios Agrícolas Aéreos Importados, y era pilotada por Alejandro Ramón Salcido Delgado, de 62 años de edad, quien lleva 32 años de piloto.

Salcido Delgado afirmó que fumigaba unos campos, y al concluir, por alguna razón, se desorientó y prácticamente se perdió y no supo cómo volver hacia Tizimín.

Al ver el campo de fútbol, intentó aterrizar, pero no pudo calcular bien y terminó accidentado.

El avión tuvo daños en el tren de aterrizaje y en las alas por el impacto en el suelo y contra los árboles. El piloto dijo que “por suerte no pasó a mayores, pero sí me asusté, creí que no la iba a librar”.

“Ya he tenido un mal aterrizaje unas 20 veces, pero de mis 32 años de piloto es la primera vez que me pierdo”, comentó Salcido Delgado.

El área se mantuvo acordonada y custodiada por agentes de la SSP y el Ejército. Después del mediodía llegó el mecánico y personal del Cesvy (Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Yucatán), contrató los servicios de Salcido Delgado para fumigar un área de 2,500 hectáreas. De hecho, el “banderazo” de inicio de los trabajos de fumigación se realizó anteayer viernes por la mañana en la pista Cupules, que se encuentra a un costado de la base de la Policía Municipal de Tizimín.

De manera extraoficial se supo que el sistema GPS de la nave fallaba desde ese día y se presume que esa fue la causa de que el piloto no pudiera ubicar el sitio a donde debía volver; sin embargo, esta versión no fue confirmada.

Alrededor de las 2 de la tarde de ayer el mecánico de la empresa propietaria de la aeronave comenzó a desarmar la nave para sacarla de ahí. Lo que no se sabe si será reparada en Tizimín o en otro sitio.- SANTOS EUÁN Cano




Volver arriba