Motuleño calcinado

Creen que amigos de borrachera lo mataron primero

7_020314p15notayuc2photo01

MOTUL.- José Lino Pool Poot, de 46 años, fue encontrado muerto y carbonizado, ayer en su casa en Kaxatah.

Los familiares sospechan que las personas con las que acostumbra embriagarse a diario quemaron el cadáver después de ultimarlo.

Uno de los hermanos, conocido como León, dijo a los agentes de la Policía Ministerial y de la SSP que “si no hacen justicia, nosotros la haremos; sospechamos de las personas con las que se embriaga a diario”.

El hermanos dijo que para ellos el principal sospechoso es Geovanni Tamayo Canul, de 21 años, quien hace tres años salió de la cárcel donde estuvo encerrado por tráfico de mariguana.

Alrededor de las 11:26 horas, el comisario municipal, Rogelio Canul Pool, reportó el hallazgo y dijo que una persona muerta y calcinada estaba un predio ubicado a la vera de un camino de terracería que se encuentra al Norte de la calle principal de Kaxatah-Motul.

El cadaver lo descubrió, uno de los hermanos, Agustín Pool Poot, quien explicó que al ahora occiso lo vio la última vez el martes pasado y no sabían de él.

Hoy como a las 8:30 de la mañana, Agustín Pool fue a limpiar su terreno, cerca de la casa de su hermano muerto. Rompió unas piedras y, al terminar, decidió acercarse a la casa de José Lino. Notó que la soga del pozo se encontraba en el brocal, cuando él acostumbra guardarla cuando termina de usarlo.

-Le grité desde donde me encontraba y no contestó; al entrar al terreno, vi que la puerta estaba semi abierta, cosa rara también, pues aunque se encontrara en la casa la asegura con una cadena con candado. Volví a hablarle y no hubo respuesta.

-Entré a la casa, le hablé y no contestó; al entrar a la segunda pieza, vi que todo estaba quemado, hasta el cuerpo de mi hermano.

-Es extraño que la casa de paredes de block y techo de bovedilla se quemara con mi hermano dentro, cuando no cuenta con energía eléctrica y el fogón que prende para cocinar está a unos cinco metros de la puerta principal, en un tinglado que no le pasó nada -indica.

-Lo raro es que hay dos maderos a la puerta de la casa, que al parecer es con lo que prendieron fuego dentro de la casa para quemar el cuerpo de mi hermano luego que lo mataron.

-El cuerpo se encontraba boca arriba y no hay señas de que al quemarse intentara moverse; vimos dos camisas que no son de él -dijo.- Mauricio Can Tec




Volver arriba