Ultima a una boa

Ultima a una boa

MOTUL.- Un policía municipal, en lugar de proteger a la fauna silvestre, mató ayer a una boa de casi dos metros de largo sólo porque ahuyentaba a unos pájaros en un predio cercano a la caseta de vigilancia que cuida.

A las 2 de la tarde, al agente encargado de la caseta de vigilancia, ubicada frente al cementerio municipal, le llegó el aviso de que en un predio había algo que espantaba a los pájaros y gallinas.

Sin pedir indicaciones a sus superiores, el oficial fue a la casa y mató a la serpiente. Luego avisó, pero no había nada que hacer, y se dejó tomar fotos con la boa muerta, que ya están en Facebook.

Por lo general, la Policía captura a las culebras y avisa a a Profepa para que venga por ellas o les autorice a soltarlas en el monte.- M.C.T.




Volver arriba