Lo chocan por alcance en Motul

"Me pidieron quedarme, pero de terco hice el viaje "

MOTUL.- Un buen susto y cuantiosos daños materiales fue el saldo de un aparatoso accidente por alcance entre una camioneta y un automóvil particular, ocurrido anteanoche en el tramo Cansahcab-Motul de la carretera Tizimín-Mérida.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 23:15 horas, cuando Rudy Xavier Salazar Quijano, de 36 años de edad, circulaba sobre esa vía, de Oriente a Poniente, en el Jetta placas ZAA-96356, cuando a la altura del kilómetro 39 más 600 fue colisionado por alcance por una camioneta de una empresa papelera.

Salazar Quijano explicó que, tras el impacto, su automóvil invadió el carril contrario. “Por suerte no circulaba otro vehículo y, gracias a mi experiencia como trailero, logré controlar el automóvil”, dijo. El Jetta recorrió más de 60 metros hasta retornar a su derecha y estacionarse en el acotamiento.

La camioneta estaquitas blanca con placas KZ-80370, propiedad de la papelería “Tony”, era conducida en el mismo sentido, de Oriente a Poniente, por David Alejandro Ponce Dzul, de 27 años de edad, quien dormitó y perdió el control del vehículo.

Luego de chocar al Jetta, frenó, avanzó poco más de 20 metros. Ponce Dzul se estacionó en el acotamiento y bajó a auxiliar a Salazar Quijano. El Jetta quedó con la cajuela, la facia y las calaveras traseras destrozadas, y fue tal el impacto que hasta los sillones del conductor y de los pasajeros se movieron de su base.Salazar Quijano explicó que se retiraba de Dzidzantún luego de pasar un día familiar en casa de sus suegros, y pese a las suplicas de su esposa y suegros para que se quedara a dormir, optó por viajar a Mérida para poder llegar temprano a su trabajo como chofer de tráiler de una empresa abarrotera.

“Por algo pasan las cosas, me pidieron quedarme, pero de terco hice el viaje y me accidenté; gracias a Dios no pasó a más, sólo fueron daños materiales”, comentó Salazar Quijano.”Le dije al mi secretario que se durmiera, que lo despertaría para que maneje en caso de que no pudiera más, pero su sueño me contagió y me dormí”, dijo por su lado Ponce Dzul.Dieron fe de los hechos, el comandante Jorge Martínez Bacelis, perito de Tránsito, y las unidades 2162 y 6233 de la SSP, al mando del oficial Justo Franco.- M.C.T.




Volver arriba