Molestan cateos en salcochaderos

Cuestionan para qué dan permisos y luego detienen

PROGRESO.- Durante la temporada de pesca de pepino de mar, no se debe de catear los salcochaderos ni las lanchas en las playas, considera Mauricio Polanco, vecino de Chicxulub Puerto que labora en esa pesquería que se realiza del 26 de febrero al martes 11 próximo.

-La policía estatal (la Secretaría de Seguridad Pública del Estado) realiza los cateos -indica Polanco, quien fue testigo de la revisión que los agentes estatales realizaron el lunes en la noche en las bodegas del permisionario José Betancourt, causando quejas de pescadores y familias de Chicxulub.

-Los policías no sólo asustan a las familias y pescadores sino también atrasan el procesamiento del pepino, pues hay que eviscerarlo y luego salcocharlo -destaca.

-¿Para qué otorgan los permisos de pesca y establecen una temporada de captura, si luego van a detener a los hombres de mar cuando retornan de un largo día de trabajo en alta mar, soportando el fuerte sol y padeciendo hambre? -cuestiona.

-Muchos compañeros consideran que la pesca de pepino debe ser libre, o sea que participen los pescadores que lo deseen, y se otorguen las facilidades para que se pueda entregar a los salcochaderos y después a los compradores que lo exportan.

-La presencia policíaca en la costa es buena porque da seguridad, pero en esta temporada pepinera están revisando los salcochaderos -insiste.

Polanco informa además que al día, la lancha en la que labora obtiene en promedio 300 kilos de pepino de mar, que permiten obtener buenas ganancias después de una agotadora jornada de pesca.

En una lancha pepinera viajan cuatro pescadores: dos buzos, un manguerero o ayudante de los primeros, y el que guía la embarcación.

-El monto total de la pesca se divide entre los pescadores -indica a su vez el pescador Miguel Pech.

-Los buzos son los que más ganan, de $2,000 a $3,000 al día, y el ayudante de $750 a $1,000 -precisa-. El kilo de pepino de mar fresco se paga a entre $25 y $30.- G.T.V.

De un vistazo

Protocolo acordado

Según fuentes extraoficiales, para las inspecciones se debe de seguir un protocolo acordado entre la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), las dependencias policíacas estatales y federales, y las fuerzas armadas.

La facultad de inspección

Las revisiones las deben de encabezar y realizar los inspectores de la Conapesca.

La facultad de auxilio

Los policías y navales van en apoyo de los inspectores de la Conapesca para su seguridad en tierra y alta mar.




Volver arriba