Medida de control al ambulantaje

Funcionarios de Valladolid se ponen de acuerdo con vendedores que trabajan en el parque principal

VALLADOLID.- Tres departamentos municipales se unen para evitar en esta época la proliferación de vendedores ambulantes en el Centro Histórico.

Ayer se reunieron vendedores del parque principal con los jefes de Turismo, Noé Rodríguez Cervera; Espacios Públicos, Jesús Chávez Herrera, y de Mercados, Javier Fernández Arzápalo.

Los funcionarios pidieron a los vendedores autorizados que estén pendientes de los foráneos que lleguen y los denuncien para que se tomen medidas.

También se pidió al heladero, paletero, dulcero y globero, entre otros, que acudan a vender debidamente uniformados con su ropa regional, para darles buena impresión e imagen a los turistas que llegan en estas vacaciones de diciembre. “Queremos demostrar que están en un pueblo mágico”.

Un poco más tarde se realizó una reunión entre los mismos funcionarios con el subdirector de Seguridad Pública, Juan Heredia Hoil, para coordinarse en las acciones y evitar que los ambulantes foráneos se queden en el parque.

Se acordó enviar a tres inspectores en la terminal de camiones para esperar a los que vendedores que vienen de Tizimín. Se propuso “sensibilizarlos” y advertirles que no pueden vender en el Centro Histórico.

Podrán vender en la periferia de la ciudad, es decir en las colonias y barrios, pero no en el sector turístico.

Jesús Chávez Herrera dijo que no se trata de expulsarlos, sino que entiendan que no deben estar en el Centro.

-Aquí no somos tan estrictos. A los vendedores foráneos que llegan a Tizimín, los detiene la Policía y los llevan hasta la terminal de camiones y de taxistas para que regresen a sus lugares de origen. No dejan entrar.

-En Valladolid no se les expulsará, pero no podrán vender en el Centro.

-Lamentablemente hay señoras que llegan explotando a sus hijos pequeños, los ponen a vender dulces y otro tipo de productos.

Chávez Herrera advirtió que si se les detecta, intervendría el DIF Municipal. “No es posible que aún haya madres de familia que exploten a sus hijos”, dijo.

Si los vendedores insisten en vender en el Centro Histórico, intervendrá la Policía Municipal. Los agentes aplicarán una multa, es necesario que entiendan que no deben entrar al Centro, dijo.

-No se les cobrará ningún peso si venden en la periferia y podrán trabajar libremente, pues se entiende que buscando una manera de salir adelante -agregó.- J.A.O.O.




Volver arriba