Malecón de dólares

Malecón de dólares

Turistas compran cocos, artesanías, puros, tatuajes...

1 / 5


Un vendedor de artesanías ante turistas del Carnival Elation en una palapa de la playa del malecón
Un perro observa a una pasajera del Carnival Elation a la orilla del mar en la playa del malecón. A la derecha, Irina y Tanny, tripulantes del crucero, disfrutan de unos cocos fríos en la barda playera
Imágenes de pasajeras del crucero Carnival Elation en su pasadía en la zona de palapas del malecón, donde los prestadores de servicios se dijeron satisfechos con la derrama de dólares


PROGRESO.- A los vendedores de puros, artesanías y hamacas, a los trovadores y a una persona que se dedica a hacer tatuajes les fue bien ayer con los pasajeros del crucero Carnival Elation.

En cambio, la mayoría de los meseros de palapas de la playa del malecón permaneció en esa zona o en el andador a la espera de clientes.

Debido al buen clima, los extranjeros también demandaron el servicio de paseos marítimos en banana.

La mayoría de los pasajeros prefirieron caminar en la arena, pagar 40 dólares ($520 al tipo de cambio de 13 pesos por dólar) en la renta de motos acuáticas, o utilizar los servicios de las masajistas, cuyos módulos estuvieron llenos durante la jornada.

Procedente de Nueva Orléans, el Carnival Elation arribó ayer con 2,140 pasajeros -mil menos que los que llegaron el lunes a bordo del Carnival Triumph- y zarpó a las 4 de la tarde con destino a la isla de Cozumel.

Mientras los vendedores abordaban a los pasajeros, dos turistas compraron hamacas y bolsos a un vendedor de Guanajuato.

El trovador Juan de Dios Cortés, con guitarra en mano, llegó a donde estaba un grupo de turistas que consumían cervezas y comenzó a cantar “Cielito lindo”.

Una pasajera lo abrazó y comenzó a bailar, se tomó fotografías con él y después le dio dos dólares de propina.

-No me puedo quejar hoy (ayer) obtuve 30 dólares ($390) en propinas, el lunes gané 40 dólares. Los pasajeros que llegan en los cruceros son agradecidos y dan buenas propinas -dijo el músico.

El vendedor de puros Roger Arévalo también se dijo satisfecho con la jornada turística, pues vendió 100 dólares ($1,300) de producto.

Señaló que quitando el costo del producto, sus pasajes de Mérida-Progreso y alimentos, al final ganó poco más de 600 pesos.

Jorge Romero Villa, quien se dedica a los tatuajes, a su vez afirmó que ayer al mediodía había ganado 50 dólares (unos $650).

A un niño le tatuó la imagen de “Los Simpson” en menos de 10 minutos y le cobró siete dólares (unos $91).

Sentados en la barda del malecón, los jóvenes Tanny e Irina, pasajeros del crucero originarios de Nueva Orléans, disfrutaron de cocos fríos que compraron a dos dólares ($26) cada uno, en un expendio del malecón.

En las palapas, los pasajeros del Elation compraron incluso sombreros a vendedores ambulantes.

En contraste, en el tianguis artesanal las ventas estuvieron bajas.- JoSÉ GABINO TZEC VALLE




Volver arriba