Mal inicio de una clase

Una experiencia amarga se llevan jóvenes en moto

Carmen Jazmín Pech Canché, propietaria de la motocicleta colisionada, habla con los agentes de la Policía que llegaron al lugar. Finalmente, las dos partes llegaron a un acuerdo para reparar los daños

MOTUL.- Dos jóvenes tuvieron una mala experiencia al estar aprendiendo a conducir una motocicleta, luego que perdieron el control y se proyectaron contra otra moto que estaba estacionada.

Alrededor de las 11:50 horas los dos jóvenes practicaban y aprendían a manejar con una motocicleta Lucky 100 c.c. azul, en la calle 50 entre 37 y 39 de esta ciudad. Sin embargo, no contaban con que el vehículo tenía un defecto, pues el motor estaba acelerado y al final no pudieron controlarlo.

Yajaira Canché Can, de 18 años de edad, estaba acompañada de su primo menor de edad, que no fue identificado. La joven fue quien arrancó la motocicleta, pero al carecer de fuerza para controlarla, fue arrastrada.

Los adolescentes fueron arrastrados de Sur a Norte poco más de 10 metros sobre la calle 50 entre 37 y 39. En el trayecto derribaron con su cuerpo una motocicleta Italika 110 c.c. roja que estaba estacionada, propiedad de Carmen Pech Canché.

Luego de la evaluación del mecánico, que dijo que con $430 pesos se reparaban los daños, los jóvenes se negaban a pagar, de modo que se llamó a la Policía Municipal.

Ante el perito de la Policía Municipal, Jorge Martínez Bacelis, por miedo a que les decomisaran la motocicleta, los jóvenes optaron por llegar a un acuerdo con la afectada para reparar los daños que causaron a su moto.

Al principio los jóvenes dijeron que la culpa era de la afectada, por dejar su motocicleta en la calle.- M.C.T




Volver arriba