Mal día de crucero

Mal día de crucero

Turistas dejan menos dólares que los esperados

Turistas del crucero Carnival Triumph en el inicio del  muelle peatonal que une los malecones

PROGRESO.- Mala resultó ayer la jornada turística del crucero Carnival Triumph.

Desilusionados quedaron a la mayoría de los prestadores de servicios, que esperaban que fuera una jornada con buena derrama económica.

Sin embargo, pocos pasajeros del Triumph se quedaron en el puerto -unos 300 de los 3,200 que viajan en el crucero- y, además, gastaron muy poco.

-Resultó mejor el Carnival Elation, que llegó el martes, pues la mayoría de los pasajeros que se quedó en el puerto gastó, hizo compras, paseó en bananas y motos terrestres -dijo Julio Alvarado, quien renta bananas en el malecón.

El prestador de servicios acuáticos indicó que el martes dio cinco viajes de bananas, de cinco pasajeros cada uno, por turista cobra 10 dólares (129 pesos por persona, $645 por viaje y $3,225 por los cinco paseos).

Ayer sólo dio dos recorridos de a dos pasajeros (unos $516, al tipo de cambio de ayer, 12.90 pesos por dólar).

José Luis Padrón Aldana, encargado de servicios de motos acuáticas, a su vez dijo que sólo rentaron dos viajes de a 40 dólares ($516 por viaje y $1,032 por los dos) la media hora, en cambio el martes dieron el doble ($2.064) y hubo más pasajeros en la playa.

-Los turistas dicen que el agua está fría y por eso no contratan los servicios náuticos, pero lo cierto es que en este mes y febrero en los cruceros viajan muchos adultos que se limitan a caminar en el tianguis artesanal.

-En cambio, para marzo y abril, cuando llegan los springbreakers, los muchachos se destrampan, son buenos clientes -contrastó Padrón Aldana.

Mario López, vendedor de figuras hechas con globos al que le fue muy bien en los anteriores arribos de crucero, dijo que ayer sólo vendió siete dólares ($90.3), a pesar de que llegaron numerosos niños en el Triumph.

En contraste, el vendedor de concha y caracol Manuel Pech Santiago tuvo otra opinión, a él le fue bien, vendió 100 dólares ($1,290) de sus productos y se dijo muy contento porque por lo general vende 20 dólares ($258).

Jorge Uitz, mesero del restaurante Budis, dijo que sólo veía pasar a los pasajeros que caminaban en la playa.

Señaló que los que ocuparon las palapas solo consumieron cervezas y algunas botanas, y que los turistas no tardaron mucho en la playa y retornaban al barco.

-Esperábamos buenas ventas porque el crucero llegó directo de Galveston (Estados Unidos) -recordó.

Opinó que los turistas se reservaron para gastar en Cozumel, a donde zarpó el Triumph a las 4 de la tarde.

El mal día de crucero se vivió también en los módulos de masajes; no todos tuvieron demanda, los más contratados fueron los dos instalados en la playa del malecón.

En la zona de playa del restaurante Eladio’s durante tres horas hubo grupos de turistas que jugaron y consumieron cervezas, botanas y tequila.- Gabino Tzec Valle




Volver arriba