Los reúne la fe en una peregrinación de Ichmul

8,000 veneran al Cristo Negro de las Ampollas

Fieles al aproximarse a la imagen del Cristo Negro de las Ampollas de Ichmul para venerarla

ICHMUL, Chikindzonot.- De acuerdo con la Comisión Nacional de Emergencia y autoridades de la comisaría, unas 8,000 personas participaron ayer en la peregrinación anual en honor al Cristo Negro de las Ampollas.

La actividad se realiza cada año en el penúltimo sábado de Cuaresma y en la jornada de ayer llegaron personas de los municipios de la región y de los estados de Quintana Roo y Campeche.

Familias de Ticul, Oxkutzcab, Peto, Tzucacab, Maní, Teabo, Valladolid, Mérida, Progreso y otros municipios del Estado se concentraron en esta población.

Con la finalidad de prevenir accidentes, los elementos de la Comisión Nacional de Emergencia se encargaron de dirigir el tránsito. En el centro de la población se concentraron los policías municipales y de la Secretaría de Seguridad Pública para mantener el orden.

Las autoridades informaron que los festejos concluyeron con saldo blanco.

El evento se inició con un vía crucis encabezado por el decano José Manuel Romero Estrella, el cual partió del campo deportivo que está en la salida de la población hacia Chikindzonot.

Los fieles participaron en el recorrido por las 14 estaciones hasta llegar al centro de la población, donde el arzobispo Emilio Carlos Berlie Belauzarán, ofició una misa a las 11 de la mañana.

El arzobispo estuvo acompañado por el vicario episcopal para el clero Melchor Rey Trejo Alvarado y el decano José Romero Estrella. También estuvieron los sacerdotes Raúl Alberto Moguel Urtecho, Pedro Nemesio Novelo López y otros párrocos del Decanato 9.

Antes de la misa, el arzobispo Berlie destacó la participación de los católicos.

Indicó que a pesar de que no sabe cuándo comenzaron las celebraciones le da gusto la participación de la gente.

Anunció que el 27 de abril será la canonización de Juan Pablo II y la arquidiócesis celebrará esta fecha en Xoclán, donde estuvo el Papa en agosto de 1993.

El 4 de mayo se realizaría la peregrinación diocesana de Izamal, como cada año.

Pidió a los creyentes seguir las indicaciones de la iglesia para ganarse la indulgencia plenaria y destacó que para lograrla tenían que haber participado con fe y devoción en el evento de ayer, y recibir la eucaristía.- Miguel Ángel Moo Góngora




Volver arriba