Lo creyeron muerto

Lo creyeron muerto

Fuerte vigilancia y cateos en busca de los agresores

Agentes de la Policía Estatal vigilan los accesos a Ticul tras la ejecución de un profesor a balazos

Contradicciones tras la ejecución de un profesor ticuleño

TICUL.- El asesinato a tiros con arma de grueso calibre de un profesor de Ticul generó en el municipio un fuerte dispositivo de seguridad con agentes ministeriales y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado en busca de los responsables. La movilización incluyó cateos en propiedades y vehículos.

El hecho se registró la noche del domingo en el tramo Muna-Ticul de la carretera federal Mérida-Chetumal, y dejó como saldo un muerto y un herido de gravedad. El fallecido fue identificado como Ramón Manrique Esquivel, profesor de educación indigenista de 57 años. El herido es su sobrino Russell Manrique Vázquez, de 28 años.

La ejecución ocurrió cuando retornaban a Ticul luego de un juego de béisbol en Sacalum. Estaban a unos 6 kilómetros de llegar a Ticul.

Les habrían disparado desde una camioneta. El cuerpo de Ramón Manrique quedó bocabajo junto a una moto a kilómetro y medio de donde se halló el automóvil y a Russell Manrique herido.

En Mérida el sobreviviente cayó en contradicciones. Primero dijo que se quedaron sin gasolina y su tío prestó la moto para conseguir combustible. Pero también dijo a las autoridades que les dispararon en el auto y salvó la vida porque lo creyeron muerto.- Sergio Iván Chi Chi

 

Asesinato | Los hechos

El asesinato de Ramón Manrique Esquivel sucedió el domingo por la noche.

Ubicación

De acuerdo con fuentes policíacas, los hechos ocurrieron alrededor de las 9 de la noche a unos metros de la granja de la empresa avícola Bachoco.

Vehículo

También se informó que los ticuleños iban a bordo de un Volkswagen Sedán, color verde, placas YZL-36-40.

A kilómetro y medio

Sin embargo, el cadáver de Ramón Manrique estaba junto a una moto a kilómetro y medio de donde estaba el automóvil.




Volver arriba