Llevan 65 años dando gracias

El gremio de San Isidro Labrador se niega a desaparecer

1 / 3


El gremio de San Isidro Labrador, segundo grupo, en su salida de la parroquia. Numerosos gremios participan en las festividades de la virgen
La imagen de San Isidro Labrador, patrono de los campesinos. A la derecha, un grupo de mujeres que participaron ayer en la procesión con motivo de la fiesta de la Virgen de la Estrella


PETO.- Los niños y jóvenes son quienes deben conservar nuestras tradiciones y por eso se les debe inculcar desde que son pequeños el gusto por participar en los gremios, dice Filiberto Chi Ucán al recibir ayer en su domicilio de la calle 25 entre 16 y 18, de la colonia José María Morelos, al gremio de San Isidro Labrador, segundo grupo.

El vecino lamenta que se esté olvidando la tradición de los gremios y que cada vez sean menos participantes.

-El gremio de San Isidro Labrador se niega a desaparecer. Esperamos que permanezca por muchos años más.

Este grupo de feligreses se formó hace 65 años y participa cada año en las celebraciones en honor a la Virgen de la Estrella.

-El gremio ha pasado de generación a generación y así continuará porque seguramente nuestros hijos y nietos le darán seguimiento.

-Se fundó en agradecimiento a Dios y a la Virgen María por la salud y las bendiciones que nos dan. Escogimos a San Isidro Labrador porque es el patrono de los campesinos y nos bendice para que en cada ciclo productivo logremos la cosecha.

Además de su participación en las fiestas en honor a la Virgen de la Estrella, el gremio de San Isidro Labrador también participa en las festividades del 15 de mayo cuando se celebra al santo.

-Las celebraciones del mayo incluyen novenas vaquerías y bailes.

Filiberto Chi señala que el grupo de feligreses está integrado por 16 socios, aunque tienen una lista adicional de muchas otras personas que colaboran con ellos.

-En los últimos años ha disminuido el número de personas que participan en el gremio. Algunos dejaron de hacerlo porque ya no creen y a otros les dejó de gustar.

-No debemos permitir que desaparezcan estas tradiciones ya que son parte de nuestras raíces.

-Si no inculcamos estas prácticas a nuestros hijos, los gremios estarán condenados a desaparecer.

El gremio fue entregado por Cesar Cauich Caamal quien tuvo en custodia la imagen de San Isidro en su casa de la calle 27 entre 40 y 42 de la colonia Esperanza.

La imagen se mantiene bajo el cuidado de la familia que recibe el gremio durante todo un año hasta que lo entrega en las próximas festividades en honor a la virgen.

-Para recibir un gremio se gasta unos $4,500.- Miguel Ángel Moo Góngora




Volver arriba