Le faltan el respeto a Sisal

Queja: El rescate de fachadas se hace a medias

1 / 3


Lízbeth Molina Santos muestra los marcos de piedra que la constructora se negó a restituir en el edificio de "El Monifato" en Sisal
Muro del predio "El Monifato" que no fue remozado en Sisal. A la izquierda, la figura dañada de "El Monifato", palabra que se forma de los términos mono y fatuo y en Cuba significa "figura ridícula de persona o animal" y "muchacho presuntuoso y vano"


HUNUCMÁ.- Se supone que lo que se está haciendo en el puerto es el rescate de fachadas, pero en el predio conocido como “El Monifato” no se está haciendo adecuadamente, denuncian las propietarias del inmueble, Lízbeth y Dulce Molina Santos.

Las hermanas dicen que al iniciarse los trabajos en su predio, que se ubica a la entrada del puerto y es uno de los más representativos de la comisaría, les informaron a los constructores que los marcos de las puertas eran de piedra labrada e, incluso, les mostraron a los ingenieros imágenes antiguas en las que el predio lucía ese decorado.

-También les hicimos ver que los marcos de piedras los teníamos guardados en uno de los cuartos pero, en lugar de cumplir con su trabajo de rescatar las fachadas originales, nos salieron con que no es su trabajo y declinaron poner los marcos de piedra.

-Consideramos que esta situación es una falta de respeto a la historia del puerto y que lo que se está haciendo está lejano al objetivo que debía seguirse -señalan.

En una visita a las obras de mejora de la imagen urbana del centro de Sisal, se observa que “El Monifato” no es el único caso, pues frente a la ex Aduana Marítima se construyó un muro, en lugar de reconstruir una antigua construcción de la cual solamente quedan escombro.

Según Alejandro Camino Escalante, representante de la constructora a cargo de las obras de $25 millones en Sisal, se remozaron 69 predios, de los cuales tres son de alto valor histórico: la ex Aduana, el faro y “El Monifato”.

Existen otros dos predios de valor histórico: la ex embajada española, junto a la ex Aduana, y un predio antiguo frente a “El Monifato”.

Según el constructor, el INAH sigue procesos por ambos predios, pues fueron modificados por sus dueños.

Las propietarias de “El Monifato también se quejan de que el muro que da del lado poniente no fue restaurado.

-Ya se lo hicimos ver al constructor, pero nos salió igual con que no forma parte de la fachada, no obstante que da a una calle.

En esta vía, a una cuadra del Centro, hay otro predio antiguo en franco deterioro pero tampoco fue remozado.

En Sisal, hace unos días corrió la versión de que durante los trabajos accidentalmente se rompió la figura de “El Monifato” que se ubica sobre el techo del edificio al que da su nombre.

Incluso, presuntamente el INAH impuso multa de $100,000 a la constructora.

Sin embargo, tanto el constructor como la propietaria del predio lo niegan.

-La figura del Monifato de por sí está deteriorada y rota; incluso, ya le pedimos al constructor que la incluya para ser restaurada, pero tampoco hay respuesta -indica Lízbeth Molina.

Camino Escalante, a su vez, dice que deben ser especialistas del INAH los que restauren la antigua figura.- JOSÉ WÍLBERTH COB CHAY




Volver arriba