Le confían su seguridad a la Virgen de Guadalupe

Antorchistas de Hopelchén narran sus experiencias

Víctor Alberto Kuk May, Juan Medina Tzel, Pedro Luis Hernández Chi y Víctor Hernández Dzib, antorchistas de Hopelchén, Campeche, que llegaron a Tzucacab a cumplir su promesa a la Virgen de Guadalupe

PETO.- “No importan las condiciones climáticas ni las carencias que tengamos que pasar para lograr nuestro objetivo, sabemos que vamos a llegar con la bendición de nuestra familia y bajo la protección de la Virgen de Guadalupe”, dijo Víctor Hernández Dzib, de Hopelchén, Campeche, cuya familia ha sido peregrina por tradición.

En breve entrevista en el interior de la iglesia de San Francisco Javier de Tzucacab, el peregrino explicó que hace más de 20 años que comenzó a cumplir su promesa a la Virgen.

“Es una buena manera de agradecerle a la Morenita del Tepeyac la buena salud de mi familia, y por eso año con año cumplo mi promesa de venerarla y mostrarle mi amor”, afirmó.

Hernández Dzib indicó que sus familiares son fieles devotos a la Emperatriz de América, y son ellos quienes le inculcaron esta tradición.

“Mi familia ha sido antorchista desde hace muchos años y yo continúo con la tradición, por eso desde hace 20 años participo en estas celebraciones”, relató.

En esta ocasión, para lograr su travesía contó con la compañía de Víctor Alberto Kuk May, Juan Medina Tzel y Pedro Luis Hernández Chi, todos originarios de Hopelchén, Campeche, quienes anteanoche llegaron a Tzucacab para cumplir su promesa guadalupana.

Los cuatro coincidieron en que existen muchos riesgos en el camino, pero están tranquilos porque cuentan con la protección de la Virgen.

“Siempre nos han recibido bien por los lugares donde hemos pasado, lo cual nos da ánimos y nos motiva a seguir adelante”, dijeron.

Los antorchistas aseguraron que no es difícil dejar a sus familias porque siempre las tienen presentes y es como si los acompañaran porque cuentan con su apoyo y respaldo, y están seguros que piden por ellos, para que regresen sanos y salvos a sus casas.

Los peregrinos debieron llegar anoche a las 10 a la iglesia de San Antonio de Padua de Hopelchén, Campeche, donde escucharían la misa previa a las celebraciones en honor de la Virgen.

Los entrevistados, quienes son mecánicos y viven en el barrio de San Martín, indicaron que antes de comenzar su recorrido recibieron platicas y participaron en retiros espirituales para conocer realmente lo que significa ser antorchistas y por qué se venera a la Virgen.- MIGUEL ÁNGEL MOO GÓNGORA




Volver arriba