Unos 4,000 en peregrinación mariana

Visita en Izamal para festejar a San Juan Pablo II

1 / 4


Católicos de Yucatán en la procesión mariana anual en Izamal, en esta ocasión para celebrar la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II. A la derecha, vista de los feligreses en la misa en el atrio del convento
El arzobispo Emilio Carlos Berlie Belaunzarán ante la Virgen de la Concepción, Patrona de Yucatán, en la misma en el atrio del convento de Izamal. A la izquierda, la ofrenda floral ante la estatua de San Juan Pablo II


IZAMAL.- Cerca de 4,000 fieles de todas partes del Estado se concentraron en el santuario mariano de esta ciudad, para la peregrinación anual de la Arquidiócesis de Yucatán, que usualmente se realiza en el ultimo domingo de mayo pero en esta ocasión se adelantó al domingo 4 para festejar la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II.

La celebración eucarística se realizó bajo una llovizna que cayó por ratos y obligó a los peregrinos a usar paraguas y nailons.

En la ceremonia religiosa varios de los presentes reafirmaron su devoción a la Virgen de la Concepción.

Muchos llegaron con flores y ruda para venerar a la imagen de la Patrona de Yucatán después de la misa y dejar como ofrenda en el altar.

En la misa, el arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, destacó que cada persona llega a este mundo con un libro en blanco donde cada quien escribe su propia historia.

-Tarde o temprano ese libro se lo pedirá Dios y es ahí donde se sabrá de lo bueno y malo que se hizo en este mundo terrenal -afirmó.

El arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, concelebró la misma en el convento franciscano de San Antonio de Padua con Joaquín Vázquez Ávila, vicario general de la Arquidiócesis, y Melchor Trejo, vicario del clero.

Asistieron además los frailes Juan Jasso Coyote, párroco del convento, y Gabriel Romero Alamilla, ministro de la curia franciscana, así como el decano, Alejandro Acosta; los presbíteros Melchor Koyoc y Jorge Gabriel Balam Xix, los sacerdotes Hugo Boeta, Ismael Caamal y Antonio Escalante, y los diáconos, Guillermo Loría y Luis Miguel Polanco Chan.

Consagración

Tras la misa, el arzobispo realizó el acto de su consagración a Nuestra Señora de Izamal, Reina de la Arquidiócesis de Yucatán.

-Mira con amor a tus hijos reunidos en tu santuario de Izamal como cada año -dijo monseñor Berlie Belaunzarán ante los fieles.

-Como pastor de esta grey que le ha confiado tu hijo, a mi debilidad quiero renovar con Pedro mi respuesta a su insistente pregunta: ¿Me amas? Y decirle con sinceridad: Señor tú sabes que te amo -añadió.

-Sabiendo Madre de los Apóstoles que cuento con tu compañía, tu maternal apoyo y tu intercesión como los hiciste con los primeros apóstoles en el cumplimiento de la encomienda.

Tras ambas ceremonias, se bendijo la estatua de San Juan Pablo II, después se depositó una ofrenda floral pala y luego se realizó una danza en el atrio del convento para cerrar la peregrinación de la Arquidiócesis de Yucatán al santuario de la Virgen de la Concepción.- J.C.P.K.



Volver arriba