Sitilpech, a oscuras

Calles con baches y el parque nuevo ya se deteriora

Una de las calles que cuentan con varios y grandes baches en Sitilpech, comisaría de Izamal

SITILPECH, Izamal.- A pesar de que esta comisaría se ubica a sólo 10 minutos de la cabecera municipal, carece de servicios básicos, como calles en buen estado, alumbrado público, y letreros de nomenclatura y de señalamientos de tránsito.

La comunidad tiene una carretera que enlaza a municipios del oriente de Yucatán como Tizimín, Valladolid, Cenotillo y Espita, y a localidades de Quintana Roo.

Sitilpech recibe a visitantes nacionales y extranjeros amantes del turismo religioso, ya que en su iglesia de San Jerónimo se encuentra la imagen del Cristo de la Exaltación, que es considerada de las más milagrosas de la región y fue resguardada en tiempos de Salvador Alvarado para no ser destruida.

La mayor parte de los habitantes de la comisaría emigra a destinos turísticos de Quintana Roo, para laborar como plomeros y empleados en hoteles y restaurantes.

La mayoría de los varones mayores que no emigran se dedican a la agricultura y pequeña ganadería; en tanto las mujeres se dedican al bordado y tejidos de hamacas.

En un recorrido por la población se observan calles con baches, a oscuras en las noches por la falta de alumbrado, y otras con lámparas que se prenden y apagan.

A espaldas de la iglesia, en la conocida la esquina de la clínica o las 5 calles, no hay letreros de señales viales, lo que ya ocasionó accidentes con lesionados, pero ni así las autoridades municipales mandan a poner topes o discos de alto.

Aunque el Ayuntamiento instaló lámparas en todas las calles cuando inauguró el remozamiento de $2.496,835.43 del parque principal el 11 de octubre de 2013, sólo funcionaron una semana o un mes.

El parque está por cumplir apenas cuatro meses, pero uno de los juegos infantiles ya se desprendió de su base, la pintura se está cayendo, y la malla de la cancha ya está en malas condiciones.

-Nosotros no podemos decir que lo pongan; cobramos en el Palacio y si lo decimos nos pueden quitar el trabajo. Sé que está obscuro el pueblo, pero qué más; si el jefe (por el alcalde Fermín Sosa Lugo) no manda a poner nuevas lámparas, nosotros qué podemos hacer; hasta los baños del comisariado están malos -dice uno de los policías que laboran en la comisaría.

-La verdad, hay focos que desde diciembre se quemaron y no los cambian. A veces vemos que llega la camioneta con escaleras, pero no sabemos dónde cambian focos porque sigue estando el pueblo obscuro -indica el vecino Crisanto Chi.Las calle 16 en su tramo de la 13 a la 21 está llena de baches, lo mismo que la 19 entre 16 y 18.La esquina de las calles 22 y 21 tiene grandes baches.En la calle 19 entre 20 y 22 hay lámparas quemadas, igual que en la 16 con 21.El edificio del comisariado ejidal está en abandono y los fines de semana es utilizado como cantina al aire libre, poniendo en peligro a las familias que habitan por el rumbo.- JOSÉ CANDELARIO PECH KU




Volver arriba